En el Reino Unido se ofrecen consejos confusos sobre la ingesta de alcohol durante el embarazo

A pesar de la cantidad de documentación científica que demuestra que la ingesta de alcohol durante el embarazo, incluso en dosis pequeñas, puede afectar a la salud del futuro bebé, en el Reino Unido se siguen ofreciendo consejos sobre el consumo seguro de alcohol durante la gestación.

Alcohol y embarazo

El año pasado nos hacíamos eco de un estudio desarrollado por la Universidad de Leeds (Reino Unido), en el que se concluía que era necesario que las mujeres no tomaran ni una gota de alcohol durante el embarazo. Los investigadores criticaban que a pesar de que el Departamento de salud del país recomendaba tolerancia cero con el alcohol durante la gestación, en sus directrices se reflejaba tolerancia, ya que se apunta que no hay que exceder las dos bebidas alcohólicas por semana, algo que contradecía las recomendaciones ofrecidas.

Ahora son los especialistas médicos del país los que se pronuncian, el Departamento de Salud del Reino Unido ofrece consejos confusos sobre la ingesta de alcohol durante el embarazo. No existe un límite seguro, ya que se ha demostrado que incluso con un consumo moderado (mujeres que consumen dos o menos bebidas alcohólicas por semana) puede ser peligroso para el futuro bebé, el riesgo de parto prematuro se incrementa de forma significativa, además puede causar un desarrollo fetal limitado o restringido.

Los médicos critican las directrices del Departamento de Salud, todavía no se han modificado a pesar de conocer el resultado de varios estudios que asocian consumo mínimo con problemas de salud en los futuros bebés. A esto hay que decir que en las directrices se especifica que en algunas etapas del embarazo se puede consumir alcohol moderadamente y en otras no, un grave error sabiendo que las bebidas alcohólicas pueden afectar a la salud fetal a lo largo de todo el embarazo.

Por ello los expertos quieren que el Gobierno actualice estas directrices y emita consejos coherentes con los resultados de las investigaciones científicas, el principal, tolerancia cero ante el alcohol durante el embarazo. Pero hay más, parece que otros organismos oficiales del país, brindan igualmente recomendaciones sobre la cantidad de alcohol que se puede tomar durante el embarazo, por ello también se solicita que estos consejos sean actualizados y sustituidos por los que arrojan las resultados de las investigaciones realizadas hasta el momento (que no son pocas).

Por ejemplo, el Instituto Nacional para la Salud y Atención de Excelencia (Niza) dice que las mujeres deben abstenerse de tomar alcohol durante los primeros tres meses de embarazo, pero después se apunta que trascurrido este tiempo, no existen evidencias de que el consumo de tres bebidas alcohólicas por semana puedan hacer algún daño. Esto es inconcebible, por lo que es lógico que los médicos pongan el grito en el cielo ante tanta incoherencia entre lo que se recomienda a rasgos generales y lo que se recomienda en las directrices.

Algunos organismos como el Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos, cambiaron los consejos que ofrecían por nuevos consejos en los que se apunta “nada de alcohol durante el embarazo” el cambio lo realizaron el pasado mes de febrero, a pesar de que ya conocían los datos de las investigaciones con anterioridad. Antes del cambio se apuntaba que era aceptable tomar un vaso de vino ocasionalmente. Pero todavía existen instituciones que siguen negando la evidencia, algo que resulta sorprendente, es el caso del British Pregnancy Advisory Service, asegura que los riesgos son exagerados, a pesar de que cada año más de 6.000 bebés nacen en el Reino Unido con algún tipo de daño causado por la ingesta de alcohol de la madre.

Algo que sí ha cambiado y que es de agradecer, es la inclusión en las etiquetas del 93% de las bebidas alcohólicas de mensajes que advierten sobre los riesgos de tomarlas durante el embarazo, hace seis años sólo el 18% de las bebidas ofrecían este tipo de recomendaciones. Parece que la industria está más concienciada con el problema que las instituciones de salud del Reino Unido. Ya veremos si al final los expertos y especialistas médicos consiguen que se actualicen las directrices y se ofrezcan consejos coherentes cuyo cometido sea garantizar la salud de los bebés. Podéis conocer más detalles de la noticia a través de este artículo publicado en el periódico digital Daily Mail.

Foto | storyvillegirl

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...