Embarazo y soledad

embarazo

Si bien es cierto que el embarazo es una de las etapas más plenas que atraviesan las mujeres, es bien cierto también, que durante la gestación, los altos y bajos emocionales provocados por las modificaciones que sufre el sistema hormonal, son prácticamente constantes.

Sin ninguna complicación adicional y viviendo un embarazo saludable, el estado de ánimo se ve alterado a medida que transcurren los trimestres en función de las hormonas que intervengan.

Hay  que tener presente que existen situaciones que complican esta alteración hormonal y que pueden derivar en la presencia de una depresión profunda que, eventualmente, podría incidir en la salud tanto de la madre como del futuro bebé.

Embarazo y soledad

Nos centramos en las mujeres que, bien de forma voluntaria o impuesta, viven su embarazo en soledad sin la presencia de un padre o compañero que colabore y acompañe activamente.

Dentro de los síntomas más frecuentes que pueden presentarse en esta situación, destacamos:

  • Tristeza profunda en relación a ella misma como mujer y madre.
  • Preocupación extrema por la crianza del futuro bebé en soledad.
  • Miedo ante el embrazo y el parto.
  • Sensación de abandono e impotencia.

Para minimizar el impacto de estos síntomas, es importante tener presente algunas sugerencias que vayan encaminadas a eliminar el sentimiento de soledad, responsable último de la tristeza y el abatimiento.

La familia y amigos

Es fundamental apoyarse en los familiares y amigos directos, a falta de un compañero, la familia y los amigos se transforman en el cable a tierra de la futura madre y su ayuda y colaboración durante el periodo de gestación se tornan imprescindibles.

Asistencia a los controles

Es imprescindible contar con el apoyo de un familiar u amigo que te acompañe durante los controles de rutina en tu embarazo, compartir la experiencia con alguien cercano, te permitirá centrarte en la felicidad inherente a la gestación de tu futuro hijo.

Terapia Psicológica

Es muy importante que en el momento de presentarse el embarazo, evalúes la asistencia a una terapia que te refuerce frente al periodo de gestación y te ayude a transmutar el temor sobre el parto.

Ayuda psicológica… ¿Cuándo?

Negarnos la ayuda psicológica no conduce a nada, existen situaciones vitales que, simplemente, son más fuertes que la personal. Es importante por lo tanto, saber reconocer nuestros propios síntomas y ponerle remedio antes que se transforme en una complicación mayor

  • Si antes del parto te sientes sin ganas de hacer nada, sin razón aparente tu vida se ha paralizado y eres incapaz de realizar tus actividades con normalidad.
  • Si te acompañan pensamientos negativos o piensas con frecuencia en el suicidio.
  • Si crees que tu hijo será un obstáculo para ti en lugar de llenarte de felicidad.
  • Si después del parto la depresión postparto es severa o te impide prestar atención a tu hijo.

Con independencia de tu situación personal, lo más importante durante tu embarazo es pensar en la salud de tu bebé y en la tuya propia, tu hijo/a será tu compañero de camino por el resto de tu vida y es fundamental que los lazos afectivos sean sanos y positivos desde el mimo momento de la gestación.

No olvides que tener un hijo, es una de las experiencias más maravillosas que nos da la vida, disfrútalo… cuídate y cuídale.

Foto | Embarazo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...