El zumo de granada es beneficioso para los fetos con restricción del crecimiento intrauterino

Una investigación pone de manifiesto que los polifenoles presentes en las granadas son beneficiosos para los fetos que han sido diagnosticados con restricción del crecimiento intrauterino. Ahora, los expertos llevan a cabo otra investigación para profundizar en esos efectos positivos.

Polifenoles de las granadas

Según los resultados de una investigación realizada por expertos del Hospital Brigham and Women’s (Estados Unidos), el zumo de granada es beneficioso para los fetos con restricción del crecimiento intrauterino, condición que se caracteriza por el retraso del crecimiento fetal provocando que su peso se encuentre por debajo de lo normal para la edad gestacional.

Los expertos comentan que consumir diariamente zumo de granada durante el embarazo protege el desarrollo y la conectividad cerebral en estos bebés, aunque hay que decir que se trata de una investigación preliminar y quedan datos por conocer. Los investigadores han presentado los resultados preliminares del ensayo clínico realizado con un grupo de mujeres embarazadas, cuyos futuros bebés habían sido diagnosticados con restricción del crecimiento intrauterino, siendo una evidencia de los posibles efectos protectores para los recién nacidos que han sido expuestos al zumo de granada mientras estaban en el interior del útero materno.

Se considera que los resultados justifican que se continúe con la investigación sobre los posibles efectos neuroprotectores de los polifenoles procedentes de las granadas en los bebés de alto riesgo, por ejemplo, aquellos que sufren una lesión hipóxico-isquémica, lesión de nacimiento que se caracteriza por haber padecido una privación de oxígeno momentos antes de nacer o durante el nacimiento. Recordemos que este problema puede provocar una parálisis cerebral, así como otros problemas cognitivos.

Los investigadores comentan que los polifenoles estudiados, que incluyen el ácido tánico y los elagitaninos, son parte de una clase de antioxidantes que están presentes en muchos alimentos y bebidas, como las nueces, el vino tinto, el té, etc. El zumo de granada es particularmente rico en este tipo de antioxidantes y los expertos cometan que se sabe que los polifenoles atraviesan la barrera hematoencefálica, por otro lado, los estudios en animales han demostrado que tienen efectos protectores contra las enfermedades neurodegenerativas.

Hasta la fecha, ningún estudio clínico había evaluado los posibles efectos del zumo de granada en las mujeres embarazadas con el fin de proteger el cerebro de los recién nacidos que están en riesgo. En la investigación participaron 78 mujeres embarazadas que habían recibido un diagnóstico de restricción del crecimiento intrauterino entre las 24 y 34 semanas de embarazo, y que fueron divididas en dos grupos de forma aleatoria para recibir un suplemento diario de zumo de granadas o un placebo con sabor al zumo, pero sin polifenoles.

El suplemento fue tomado diariamente hasta el momento del parto, posteriormente se analizaron varios aspectos del desarrollo y las lesiones cerebrales, incluida la macroestructura cerebral infantil, la organización microestructural y la conectividad funcional. Los expertos explican que no encontraron diferencias en la macroestructura cerebral, pero sí diferencias regionales en la microestructura de la materia blanca y la conectividad funcional, lo que invita a realizar nuevas investigaciones sobre los posibles efectos neuroprotectores de los polifenoles, algo en lo que ya están trabajando.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo de la página de la mencionada universidad, y en este otro publicado en la revista científica Plos One.

Foto | AndreyFilippov.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...