El tipo de parto no influye en el estrés posparto

Ansiedad postparto

Una investigación desarrollada por un grupo de expertos del Centro de Investigación de Servicios de Salud del Hospital Universitario de Akershus (Noruega), ha determinado que el tipo de parto no influye en el estrés posparto. Se disocia el tipo de parto, vaginal (natural y provocado) o cesárea, con el bienestar mental maternal. Los investigadores indican que el factor más relevante para sufrir estrés posparto es el estado anímico que la madre ha tenido durante las semanas del embarazo, algo que desmonta la creencia de que una cesárea en vez de un parto vaginal puede mejorar el bienestar psicológico.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores estudiaron a 55.814 mujeres del país que tuvieron un bebé entre los años 1998 y 2008 (un 44% eran madres primerizas), se evaluó la salud mental mediante un test realizado a las mujeres en la 30 semana del embarazo y tras pasar seis meses del parto.

Según las respuestas, los investigadores puntuaban en una escala de 1 a 8 el grado de felicidad y bienestar. Del grupo de mujeres, un 78% tuvo un parto vaginal normal, un 9% tuvo un parto vaginal que tuvo que ser asistido con instrumental médico, a un 8% de las mujeres se les practicó una cesárea por problemas médicos, y un 5% optó por dar a luz mediante cesárea de forma voluntaria.

Los investigadores tuvieron en cuenta el nivel de estrés emocional y otros factores como la edad de la madre, las enfermedades gestacionales, etc. Con ello se redujo la relación entre el tipo de parto y los niveles de ansiedad o de estrés que las madres sufrían al cabo de seis meses de dar a luz. También se incluyó en esta discriminación a las mujeres que tuvieron que ser sometidas a una cesárea o que tuvieron un parto vaginal con complicaciones, situaciones que generan estrés.

Según leemos en el artículo de Público, los resultados obtenidos concluyen que el tipo de parto no influye en el estrés posparto, esto se constató ya que el estrés emocional durante el embarazo elevó en 14’09 veces el riesgo de que las mujeres sufrieran estrés postparto. Los investigadores indican que la salud mental de una madre no debería influir en la elección del tipo de parto refiriéndose a la cesárea.

El estudio fue publicado el pasado mes de noviembre en la revista médica BJOG (An International Journal of Obstetrics and Gynecology), a través de este enlace podrás conocer todos los detalles de la investigación.

Foto | Lindsay Baronoskie

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...