El tabaco y la obesidad pueden provocar infertilidad en el futuro bebé

Un grupo de expertos del IVI (Instituto Valenciano de Infertilidad) advierte, con los resultados de un estudio, que el tabaco y la obesidad pueden provocar infertilidad en el futuro bebé, entre otros problemas.

Salud durante el embarazo

El tabaco y la obesidad tienen un impacto significativo en el desarrollo del futuro bebé, en el caso del hábito de fumar, puede llegar a provocar malformaciones, trastornos de comportamiento o hiperactividad, pero además, puede afectar a la salud reproductiva del futuro bebé haciendo que sufra infertilidad en edad adulta. Lo mismo ocurre con la obesidad, además de ser un problema en el embarazo, puede ser causante de varias complicaciones en los bebés, incluida la infertilidad.

El estudio realizado por expertos el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) determina que el tabaco y la obesidad pueden provocar infertilidad en el futuro bebé, concretando datos, se explica que una madre que fume unos 10 cigarrillos al día durante el embarazo, puede provocar que el bebé sufra en estado adulto una reducción de hasta un 40% en la concentración de esperma, lo que evidentemente reduce las probabilidades de concepción.

Existen variaciones dependiendo de si el bebé es de género masculino o femenino, en el caso de ser un bebé de sexo femenino, el hábito de fumar durante el embarazo puede provocar una reducción de la reserva de ovocitos y subfecundidad. Los expertos apuntan que el tabaco se desaconseja durante todo el embarazo y señalan como puntos críticos el segundo y tercer trimestre de la gestación, ya que es el periodo en el que se desarrollan con más intensidad las funciones y conexiones neuronales, aunque hay que decir que otros estudios han determinado que también existe un elevado factor de riesgo durante el primer trimestre del embarazo.

En el estudio se ha trabajado con grupos de niños de 10 años de edad cuyas madres habían fumado durante los últimos seis meses del embarazo, se logró determinar que estos niños sufrían un mayor nivel de irritabilidad, la respuesta a estímulos auditivos era más reducida, el lenguaje sufría un retraso y tenían una mayor falta de atención, algo que no sufrían niños de 10 años de edad cuyas madres no habían fumado durante el embarazo. El tabaco es puro veneno para el desarrollo del bebé, por ello se recomienda encarecidamente que las futuras madres no fumen, la exposición a la nicotina y otros agentes contaminantes presentes en el tabaco resultan letales para los fetos, a corto y largo plazo.

En lo que respecta al sobrepeso y la obesidad, en Pequelia hemos hablado en muchas ocasiones sobre las complicaciones que provocan a la hora de concebir y a la hora de dar a luz, los expertos recomiendan a aquellas mujeres con sobrepeso y obesidad, que planifiquen el embarazo, que preparen su cuerpo antes de la concepción reduciendo su peso, con ello será más fácil concebir y se reducirán los problemas asociados a los embarazos con el exceso de peso, como por ejemplo el mayor riesgo de aborto o el aumento de las probabilidades de muerte fetal. Como sucede con el tabaco, la obesidad durante la gestación también puede provocar en los bebés trastornos como la hiperactividad, el déficit de atención u otros problemas psíquicos y físicos, en este sentido se apunta que un bebé nacido de una madre con sobrepeso u obesidad incrementa el riesgo de padecer los mismos problemas en un futuro hasta en un 40%.

Aunque en este artículo de 20 Minutos se hacen eco de la noticia, este tema ha sido estudiado por los expertos del IVI desde hace años, se puede citar este estudio publicado en el año 2008 en la revista científica Expert Review of Obstetrics & Gynecology, este estudio del 2012 en el mismo medio, y podéis encontrar muchos más artículos sobre el tema utilizando el buscador interno de esta revista.

Más información | IVI
Foto | Eugenia y Julian

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...