El predictor

El predictor es un mecanismo para saber si estás embarazada. Su fiabilidad es relativa, pues puede darse el caso de que estés embarazada y no salga positivo hasta pasado unos días. En caso de que salga positivo desde un principio, no hay lugar a dudas. Este test se puede utilizar varias veces, confirmando definitivamente el embarazo. Se dispensa en farmacias y se recomienda su utilización por la mañana temprano, dos o tres días después de la fecha en que se supone que baja la regla.

Muestra de un test de embarazo

¿Alguna vez has tenido una falta en la menstruación y has pensado que estás embarazada? Muchas mujeres, en caso de duda, utilizan diferentes mecanismos para saber cuál es su estado. El predictor es uno de ellos. Los test de embarazo surgieron por primera vez en los años 70, sin embargo su fiabilidad, aún hoy día es muy cuestionada. En gran parte, esto se debe a que las pruebas se realizan a los pocos días de la falta. Y es que las personas que suelen utilizar estas técnicas de predicción son, o bien, mujeres que desean quedarse embarazadas, o bien, mujeres que temen quedarse embarazadas. En el primer caso, las ganas de tener un bebé puede desembocar en obsesión y, al más mínimo retraso, querer confirmar el embarazo. En el segundo caso, el miedo a concebir un hijo, por razones de edad o por razones económicas, también puede derivar en una angustia vital por saber el estado en el que se encuentra. Cuanto antes se sepa el “problema”, antes se podrá atajarlo.

Los primeros síntomas de embarazo suelen ser la ausencia de menstruación y la aparición de mareos matinales. En cuanto éstos aparecen, muchas mujeres comienzan a preocuparse. Su reacción es inmediata: acuden a una farmacia para confirmar o desmentir el embarazo. Los test que proporcionan en las boticas dan una respuesta a la media hora, aproximadamente. A pesar de ello, es conveniente tener en cuenta ciertos consejos para confirmar la fiabilidad de las pruebas. Los test se deben hacer por la mañana, a muy temprana hora. Además, lo suyo es realizarlos dos o tres días después de la fecha en que se supone que baja la regla. Normalmente, los test suelen ser de uso único, aunque algunos se pueden utilizar varias veces. Estos últimos son de mayor fiabilidad, pues pueden confirmar a los varios días los resultados obtenidos en las primeras pruebas.


Si la prueba sale positiva es que estás embarazada, y si sale negativa tienes un margen de error, ya que la prueba no es definitiva al 100%. Este es el caso del predictor que, aunque de uso fácil y confiable, no es completamente fiable. La lectura de los resultados se realiza de la siguiente manera: si tras cuatro minutos, ha aparecido un color rosa tenue en la ventanilla central del predictor, es que estás embarazada definitivamente. Sin embargo, si no sale este color, el embarazo no se puede confirmar. Por lo que podemos concluir que el predictor da bastante fiabilidad si se trata de un resultado positivo, aunque no podemos decir lo mismo si éste es negativo.

Foto: Daquella manera en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...