El nivel de vitamina D en el embarazo asociado a la preeclampsia

Una investigación muestra que parece existir una relación entre el nivel de vitamina D en el embarazo y la preeclampsia, sobre todo en aquellas mujeres de riesgo. Los expertos comentan que la vitamina D modula de algún modo tres de los genes implicados en este síndrome, constatando que un nivel elevado de la vitamina reduce el riesgo de su aparición.

Genes asociados a la preeclampsia

Según los resultados de una investigación desarrollada por expertos de la Universidad Médica de Carolina del Sur (MUSC), el nivel de vitamina D en el embarazo parece estar asociado a la preeclampsia, concretamente se apunta a la expresión de tres genes relacionados con este síndrome específico del embarazo, que se caracteriza por la aparición de hipertensión arterial.

Los expertos comentan que los genes NKX2-5, SAM68 y sFLT1, que han sido estudiados en un contexto de preeclampsia severa y de inicio temprano, y en especial el gen sFLT1 (marcador del riesgo de padecer este síndrome), se ven significativamente afectados por el estado de vitamina D durante la etapa tardía del embarazo, lo que supone una prueba más de lo importante que es mantener unos niveles correctos de esta vitamina durante la gestación.

Entrando en antecedentes, el gen sFLT1 interfiere con la actividad del factor de crecimiento endotelial vascular, dicho factor es un regulador importante del desarrollo de los vasos sanguíneos en la placenta y la interferencia del gen reduce el crecimiento vascular. La cantidad de proteína sFLT1 en la placenta está regulada, en parte, por los genes SAM68 y NKX2-5, por lo que se cree que pueden desempeñar un papel clave en el desarrollo de la preeclampsia.

El estudio constata que el estado de vitamina D afecta a este eje genético, así se muestra en los resultados de 43 mujeres embarazadas que participaban en un ensayo clínico de la universidad. Las futuras mamás se dividieron en dos grupos, uno recibió dosis altas de vitamina D3 (4.000 UI por día), el otro recibió un placebo, hay que decir que se incluyeron mujeres hispanas, caucásicas y afroamericanas para constatar si existían diferencias según la raza.

A diferencia de un estudio anterior, el equipo de investigadores no detectó niveles significativos del gen NKX2-5 en las muestras de tejido placentario antes de un parto saludable, lo que sugiere que la expresión de la proteína NKX2-5 es importante en los embarazos de riesgo temprano, pero no en embarazos sanos. Sin embargo, se observó una fuerte correlación entre los genes SAM68 y sFLT1 en todas los participantes del nuevo estudio, lo que hace pensar que existe una relación funcional entre estos genes.

Un descubrimiento de interés se produjo en el último trimestre del embarazo y poco antes del parto, las mujeres que tenían deficiencia de vitamina D, tenían una expresión de sFLT1 significativamente más alta y una expresión de VEGF mucho más baja en la placenta, en comparación con las mujeres que tenían un nivel adecuado de vitamina D. Parece que de algún modo, la vitamina D regula la expresión genética, pero es algo que se debe estudiar en profundidad, por ello se plantea analizar la relación entre los genes y el estado de la vitamina D en aquellas mujeres que han sido diagnosticadas con preeclampsia.

La deficiencia de vitamina D durante el embarazo se ha asociado con un mayor riesgo de preeclampsia, pero es ahora cuando se descubre la posible relación con los genes mencionados. Los resultados del estudio pueden ser de gran ayuda a la hora de proporcionar atención para tratar la preeclampsia, y ser una base para nuevas investigaciones que permitan determinar la relación y cómo reducir significativamente el riesgo de que aparezca el síndrome. Podéis conocer todos los detalles del estudio a través de este artículo publicado en la revista científica Pregnancy Hypertension.

Foto | Daquella manera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...