El microbioma intestinal materno tiene un papel muy importante en la estimulación del desarrollo inmune fetal

Según los resultados de una investigación australiana, el microbioma intestinal materno tiene un papel muy importante en la estimulación del desarrollo inmune fetal, la ausencia de determinadas especies bacterianas puede aumentar el riesgo de que la descendencia desarrolle diferentes alergias alimentarias.

Alergias alimentarias infantiles

Una investigación realizada por expertos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Deakin (Australia), concluye que el microbioma intestinal materno tiene un papel muy importante en la estimulación del desarrollo inmune fetal. Según el estudio, la presencia de la bacteria Prevotella copri en el microbioma durante la gestación, se asocia con una reducción del riesgo de que la descendencia desarrolle diferentes alergias alimentarias durante el primer año de vida.

Los expertos comentan que el microbioma materno tiene un papel decisivo en el desarrollo inmune del futuro bebé, por lo que la ausencia de determinadas especies bacterianas afecta a este desarrollo, y conlleva un mayor riesgo de que el futuro bebé pueda desarrollar enfermedades relacionadas con el sistema inmunológico. Para llegar a esta conclusión, se analizó el microbioma de 1.064 mujeres durante el embarazo, realizando además un seguimiento de la evolución de sus hijos e hijas a lo largo de un año tras el nacimiento.

Según los análisis realizados, los bebés de madres que integraban en su microbioma la bacteria Prevotella copri tenían menos probabilidades de desarrollar diferentes alergias alimentarias infantiles. Se encontró una clara asociación protectora, sobre todo en aquellas mujeres cuya dieta era rica en fibra y grasas, también se determinó que no tomar antibióticos durante el tercer trimestre del embarazo, se asociaba a una mayor protección en los bebés.

Las pruebas y ensayos de laboratorio que se han realizado parecen no dejar lugar a dudas sobre la mencionada relación, sin embargo, es necesario realizar un estudio más amplio que incluya otras poblaciones para evaluar el potencial de la bacteria. Los expertos apuntan que es una prueba más de la necesidad de que se siga una dieta sana y equilibrada para garantizar una mejor salud en la descendencia.

Dado que año tras año aumentan los casos de alergias alimentarias infantiles, se plantea la necesidad de una intervención temprana, concretamente durante el embarazo, esto pasa por procurar mantener una flora bacteriana equilibrada que integre todas aquellas especies bacterianas que resultan beneficiosas, como es el caso de la Prevotella copri. El estudio tiene una gran importancia dadas las cifras de enfermedades alérgicas, la magnitud del efecto de la presencia de la mencionada bacteria es sustancial, curiosamente, en un 80% de las madres del estudio no estaba presente en el microbioma.

Los investigadores comentan, como ya hemos indicado, que son necesarios más estudios para ratificar los resultados que se han obtenido, además, hay que identificar los mecanismos subyacentes de la relación y evaluar el potencial de la bacteria como probiótico que podría suministrarse a las futuras mamás para reducir el riesgo de alergias en la descendencia. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Nature Communications.

Foto | Torsten Mangner

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...