El ejercicio físico moderado durante el embarazo reduce el tiempo de parto

Una investigación realizada por expertos de la Universidad Politécnica de Madrid, añade otro beneficio más a practicar ejercicio físico moderado durante el embarazo. Según los resultados, gracias al ejercicio se reduce el tiempo medio de parto en 50 minutos en comparación con las mujeres que no realizan ejercicios físicos, además se reduce el riesgo de macrosomía neonatal.

Ejercicios físicos en el embarazo

En varias ocasiones hemos hablado de los beneficios que ofrece practicar ejercicio físico durante el embarazo, reduce el riesgo de cesárea, tener un parto prematuro, tener un bebé con macrosomía, padecer diabetes gestacional, hipertensión, etc., además, mejora la condición física de la madre facilitando que afronte mejor el parto.

En este caso, una investigación realizada por expertos de la Universidad Politécnica de Madrid, ha demostrado que el ejercicio físico moderado durante el embarazo reduce el tiempo de parto. En el estudio se demuestra que el ejercicio físico moderado practicado de forma regular favorece el desarrollo del embarazo y su duración, abortando el tiempo de parto, aspecto a tener en cuenta ya que los partos prolongados se asocian a diversas complicaciones de salud en los futuros bebés y sus madres.

En la investigación participaron 508 mujeres embarazadas de entre 9 y 11 semanas, que fueron divididas en dos grupos, el primero formado por 255 mujeres que practicaron ejercicio físico moderado regularmente a través de un programa de ejercicio aeróbico moderado de tres sesiones semanales. El segundo grupo formado por las 253 mujeres restantes que no realizaron ejercicios físicos y actuaron como grupo de control.

Según los resultados, las mujeres del primer grupo tuvieron una media de 50 minutos menos de duración del parto en comparación con las del segundo grupo, además se observó que las futuras mamás que practicaron ejercicio físico tenían menor probabilidades de usar la epidural. El estudio tuvo en cuenta diversos parámetros materos y fetales, por ejemplo, en el grupo de control se observó un mayor riesgo de macrosomía neonatal, es decir bebés con excesivo peso y tamaño, lo que puede suponer mayores complicaciones en el parto o problemas de salud en los bebés.

La media de duración del parto en el grupo de mujeres que realizaron ejercicios físicos fue de 450 minutos, frente a los 507 minutos de media del grupo de control, siendo una diferencia bastante significativa. Los investigadores comentan que es importante continuar con las investigaciones sobre los beneficios que brinda el ejercicio físico durante el embarazo, ya que consideran muy probable que se extiendan más allá del momento del parto, beneficiando tanto a las madres como a los bebés.

Hubiera sido interesante contar con los datos de la constitución de las madres, saber si antes del embarazo ya practicaban ejercicio físico de forma regular, que IMC (Índice de Masa Corporal) tenían en el momento de realizar el estudio, etc., ya que posiblemente son parámetros que influyan en la duración del parto. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en este artículo de la universidad, y en este otro publicado en la revista científica European Journal of Obstetrics & Gynecology and Reproduction.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...