El consumo extra de colina durante el embarazo no refuerza el desarrollo del bebé

Durante el embarazo la mujer debe estar pendiente de su alimentación ya que una buena nutrición es realmente fundamental para que el feto se desarrolle correcta y saludablemente. Un nutriente importante que se debe consumir es la colina, que se encuentra en productos como la carne, la leche y los huevos, este nutriente esencial será consumido por el bebé en grandes cantidades tanto durante el embarazo como durante la lactancia, ya que según los especialistas es un aporte nutritivo.

En los últimos años se había considerado que aportar al organismo dosis extra de colina era importante para conseguir que el bebé se desarrolle más y mejor, pero recientemente un estudio al respecto ha revelado que el consumo adicional de este nutriente en realidad no mejora las capacidades del lenguaje ni de la memoria de los bebés, algo que explica el doctor Steven Zeisel, autor principal del estudio y profesor de la University of North Carolina, en Chapel Hill:

«Consumir la cantidad recomendada de colina, que es 0,5 gramos por día en el embarazo, probablemente haga bien»…»Optar por dosis más altas no garantiza más beneficios».

En el mercado existen píldoras de colina que se toman como suplementos dietarios durante el embarazo gracias a estudios previos que habían demostrado sobre animales que por ejemplo las crías de roedores nacidas de madres que habían recibido colina extra tenían un mejor rendimiento en pruebas de memoria. Las empresas que comercializan estos fármacos aseguran que refuerza la salud cerebral de los bebés además de otros órganos del cuerpo, por eso muchas mujeres han comprado y tomado confiadas estos productos pensando en lo mejor para sus hijos.

Durante el estudio se pudo comprobar que las mujeres que no tomaron los suplementos recibían de igual manera las cantidades suficientes de colina durante las comidas normales, siempre y cuando incorporaran a su dieta alimentos como la leche, la carne o los huevos. Durante el estudio se le indicó a 99 embarazadas consumir seis píldoras por día a partir de la semana número 18 de embarazo y luego hasta el tercer mes luego de haber dado a luz al niño. Se dividió ese total en dos grupos, a 50 mujeres fueron recetadas con píldoras placebo, realizadas con aceite de maíz, y a otras 49 tomaron píldoras con una forma de colina llamada fosfatidilcolina.

Las mujeres que tomaron píldoras de fosfatidilcolina probaron que obtuvieron 750 mg de colina al día, equivalente al 170% de la dosis que se recomienda a mujeres embarazadas y al 140% de la dosis diaria que se recomienda a mujeres que se encuentran en tiempo de lactancia. Hacia los 10 o 12 meses de edad de los bebés nacidos de esas mujeres se les realizaron diversos test para evaluar sus capacidades de memoria tanto a corto como a largo plazo, así como sus capacidades de lenguaje y su desarrollo general y se pudo comprobar que no hubo diferencias entre los tres grupos.

Vía | Vida y estilo
Foto |  bengarrison

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...