El alcohol durante el embarazo

Consumir alcohol durante el embarazo puede provocar al futuro bebé serios problemas, especialmente en su desarrollo cerebral. El alcohol bloquea el desarrollo del cerebro del feto ocasionándole diversos síndromes de retraso mental, así lo afirma Óscar Marín, investigador del Instituto de Neurociencias de Alicante. Aunque hay que decir que son muchos los estudios que podemos encontrar en los que se muestran las graves consecuencias de la ingesta de alcohol durante el embarazo.

A principios del año pasado, una investigación realizada por expertos del Centro Investigación Príncipe Felipe, mostraban un estudio en el que se demostraba que el consumo de alcohol reducía el tamaño del cerebro del futuro bebé en el mejor de los casos, en el peor se producía irremediablemente la muerte.

Según mostraba el informe, las células madre responsables de la producción neuronal de los futuros bebés eran reducidas por el etanol presente en la sangre consecuencia de la ingesta de alcohol, a esto se le denomina síndrome alcohólico fetal, tema del que hablaremos en un próximo post.

Los investigadores han estado recomendando encarecidamente que hay que evitar la ingesta de alcohol durante el embarazo, con respecto a esta recomendación son bastante claros, cero tolerancia, no existe ningún término aceptable, ni moderado, ni super moderado. El departamento inglés de salud instauró estas normas intentando convencer a todas las futuras mamás sobre los peligros que el alcohol encerraba para sus futuros bebés.

Es necesario realizar continuas campañas preventivas para evitar riesgos innecesarios, a pesar de que algunos estudios ya se dieron a conocer hace tiempo, algunas futuras mamás parecen no comprender el riesgo y continúan bebiendo alcohol, aunque sea en cantidades muy moderadas. Realmente es lamentable que a pesar de disponer de mucha información y conocer cuáles puedan ser las fatídicas consecuencias, la adicción se encuentre por delante de la vida del futuro bebé y se continúe bebiendo alcohol.

Existen estudios que incluso vaticinan que, en el caso de que el alcohol no haya afectado al cerebro del bebé, si podrá afectarle en su conducta en un futuro y cuando sea adulto tendrá más probabilidades de que desarrolle problemas de alcoholismo a partir de los 21 años de edad, así se mostraba en un estudio publicado hace un par de años en JAMA (Journal of the American Medical Association).

Pero no debemos atribuir los factores de riesgo solamente al alcohol, las drogas, el tabaco, etc., son adicciones capaces de accionar el interruptor genético, es decir, hasta un 70% de las enfermedades mentales que puede padecer un bebé están relacionadas con los factores de predisposición genética, las drogas los activarían. Pero este es un tema que nos gustaría tocar profundamente y mostrar todo tipo de estudios relacionados.

Los investigadores nos proporcionan estudios que muestran los peligros del alcohol durante el embarazo continuamente, la finalidad es concienciar a las futuras mamás y lograr eliminar de una vez por todas una grave amenaza que se cierne sobre la vida del futuro bebé, el alcohol.

Vía | Ecodiario
Más información | Independent
Más información | JAMA

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...