El aceite de pescado y los suplementos probióticos en el embarazo pueden reducir el riesgo de alergias infantiles

Un meta-análisis en el que se han evaluado más de 400 investigaciones con una participación de 1’5 millones de mujeres embarazadas, concluye que el aceite de pescado y los suplementos probióticos tomados durante el embarazo y los primeros meses de lactancia materna, pueden reducir el riesgo de alergias infantiles en un 30% y el riesgo de eczema en un 22%.

Alergias infantiles

Según los resultados de uno de los estudios más amplios realizados hasta el momento sobre cómo la dieta de un mujer embarazada afecta al riesgo de alergia y eczema del bebé, la ingesta de aceite de pescado y suplementos probióticos durante el embarazo pueden reducir el riesgo de alergias infantiles. Esta es la conclusión a la que han llegado los expertos del Imperial College London después de evaluar más de 400 investigaciones que sumaban una participación de 1’5 millones de mujeres.

La investigación que fue encargada por la a Food Standards Agency (Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido), permitió a los expertos llegar a varias conclusiones que podrían ser de ayuda a la hora de redactar nuevas recomendaciones para las mujeres embarazadas. Se descubrió que tomar una cápsula diaria de aceite de pescado desde las 20 semanas del embarazo y durante los cuatro primeros meses de lactancia materna, el riesgo de alergia a los huevos se reducía un 30%.

Otra conclusión a la que se ha llegado, es que las madres que toman un suplemento probiótico diario durante todo el embarazo y durante tres-seis meses de la lactancia materna, el riesgo de eccema en su descendencia se reducía en un 22%. Los resultados son interesantes y merece la pena tenerlos en cuenta, sobre todo sabiendo que las alergias alimentarias y el eccema son dos problemas crecientes en el mundo. El metaanálisis muestra que se puede seguir una estrategia dietética para ponerles freno.

Según el análisis, no se han encontrado evidencias de que evitar alimentos potencialmente alergénicos, como pueden ser los productos lácteos, las nueces o los huevos en la dieta durante el embarazo marcarán diferencias sobre el riesgo de alergia o eczema en los niños. Este dato es interesante, ya que en estudios anteriores se ha sugerido que lo que come una mujer durante el embarazo puede incidir en el riesgo de que la descendencia desarrolle alergias o eczema, pero hasta ahora nunca ha habido un análisis tan exhaustivo y completo de datos sobre el tema.

Los investigadores han evaluado una gran cantidad de factores dietéticos durante el embarazo, como la ingesta de frutas, verduras y vitaminas, pero no se han encontrado evidencias significativas de que fueran factores que afectaran al riesgo de alergia o eccema, algo que no ha ocurrido con los suplementos de aceite de pescado y probióticos, que sí pueden reducir el riesgo de sufrir estos problemas, por lo que los resultados deben tenerse en cuenta y actualizar las pautas dietéticas para las mujeres embarazadas.

Ahora se plantea la necesidad de seguir investigando para comprender cómo los probióticos y el aceite de pescado influyen en la reducción del riesgo de sufrir alergia y eccema. Los expertos consideran que este estudio ha proporcionado pistas y un punto de partida para llevar a cabo nuevas investigaciones. Como parte de éste meta-análisis, se ha realizado un estudio en el que se han evaluado 28 ensayos con suplementos probióticos durante el embarazo, en el que participaron un total de unas 6.000 mujeres, según las conclusiones iniciales obtenidas, las bacterias vivas que contienen los probióticos pueden influir en el equilibrio natural de la flora intestinal, interrumpiendo la actividad de las bacterias que pueden aumentar el riesgo de alergia.

También se han evaluado 19 ensayos de suplementos de aceite de pescado durante el embarazo en el que participaron unas 15.000 embarazadas, según los resultados, se produjo una reducción del 30% del riesgo de alergia al huevo en bebés de un año de edad, lo que supone una reducción de 31 casos de alergia al huevo por cada 1.000 niños. Se descubrió también que tomar suplementos de aceite de pescado durante el embarazo reducía el riesgo de alergia a los cacahuetes en un 38%, sin embargo, estos datos no son tan fiables, ya que sólo se basan en dos estudios, por lo que sería necesario desarrollar nuevas investigaciones en esta línea.

El estudio es interesante y, como decíamos, marca el punto de partida para nuevas investigaciones sobre la dieta de las mujeres embarazadas, a fin de lograr reducir el riesgo de que la descendencia desarrolle alergias alimentarias y eccemas. Podéis conocer todos sus detalles a través de este artículo publicado en la revista científica PLOS Medicine.

Foto | freestocks.org

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...