Eclampsia

Preeclampsia

La eclampsia es una complicación que se produce durante el embarazo y especialmente durante las últimas semanas del embarazo y a partir del quinto mes de gestación. Se podría decir que la eclampsia es una forma más agresiva de la preeclampsia, recordemos que esta complicación provoca un defecto en la placenta que restringe el flujo de sangre que le llega al bebé. Los daños, si no se trata a tiempo, afectan tanto al bebé como a la madre dañando riñones, hígado, etc., y pudiendo poner la vida de ambos en riesgo.

Pues bien, la eclampsia es la preeclampsia pero con el agravante de que la futura madre puede sufrir convulsiones o incluso entrar en coma (un estado severo de pérdida de la consciencia). No existe una predicción sobre la eclampsoa, pero se producen algunos síntomas que alertan sobre la posible aparición de la complicación, trastornos nerviosos como exceso de irritabilidad o dolores de cabeza intensos, dolores intensos en la región abdominal, lengua extremadamente seca, trastornos sensoriales como el vértigo o escuchar zumbidos, un incremento significativo de la tensión arterial, etc.

Realmente la eclampsia asusta, las crisis convulsivas que se producen constan de cuatro periodos, un periodo denominado invasivo en el que la futura mamá durante unos 10 segundos sufre espasmos faciales también denominados risa sardónica, movimientos extremos de los ojos o movimientos oculógiros y finalmente movimientos continuos de negación con la cabeza. El segundo periodo se denomina contracción tónica, durante 30 segundos la mujer embarazada sufre espasmos muy severos que llegan a provocar el arqueamiento de su cuerpo, los músculos adquieren una rigidez de forma que el cuerpo queda curvado con el abdomen hacia arriba.

Los espasmos provocan contracciones muy dolorosas de los músculos del aparato respiratorio y esto deriva en una cianosis, una coloración azulada de la piel por la falta de oxígeno. La tercera fase de la crisis convulsiva puede llegar a durar hasta 20 minutos, las convulsiones aumentan y son especialmente significativas en los antebrazos que se agitan continuamente sobre el abdomen. Finalmente, la última fase provoca el estado de coma, se pierde completamente el conocimiento, este se produce generalmente por una anoxia cerebral, es decir, la falta de oxígeno en el cerebro, también puede producirse por una trombosis cerebral, un coágulo en uno de los vasos sanguíneos, o a causa de una hemorragia cerebral.

Como decíamos, la eclampsia es un nivel más elevado de la preeclampsia, sus síntomas y consecuencias son mucho más severos y su incidencia se sitúa en 1 de cada 3.000 embarazos. Hay un paso de la preeclampsia a la eclampsia, por ello, si se detecta preeclampsia en las primeras fases del embarazo, el trabajo del personal médico será fundamental y el ingreso hospitalario será casi obligado.

Foto | Mr Toaster

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...