Dudas y miedos durante el embarazo

Dudas y miedos durante el embarazo

Tener un hijo por primera vez es algo nuevo para la mujer y como todo ser humano las cosas nuevas muchas veces nos provocan dudas y miedos ante lo desconocido. Hay veces que la mujer embarazada tiene dudas y miedos durante el embarazo que no se atreve a contar a nadie por miedo a que se burlen o a que no la entiendan.

La primera sensación tanto si ha sido buscado como no es la de incertidumbre, seguida de felicidad y algo de temor ante lo que se avecina. La principal duda o miedo durante el embarazo que asalta a la mujer es el temor de que el niño no venga sano y que haya alguna complicación durante el parto. Son las dudas más razonables y que toda mujer tiene sobre todo las primerizas en algún momento del embarazo. Las continuas visitas a la matrona ayudarán a calmarlas junto con las ecografías en las que irás viendo a tu bebé crecer sano y fuerte.

El miedo durante el embarazo a que el cuerpo cambie y no vuelva a su anterior forma, hace que te preguntes si volverás a verte algún día los pies, una vez se tiene el bebé el cuerpo vuelve a la normalidad, aunque sí es cierto que en algunos casos queda algún ligero cambio, pero la llegada de tu pequeño hace que todo valga la pena. Muchas veces nos comparamos con alguna mujer embarazada que dejando aparte su tripa siguen siendo delgadas y esbeltas, eso va en el metabolismo de cada una, no hay que obsesionarse, mejor disfruta de la ocasión de ser madre.

Los pechos también cambian con el embarazo, se oscurecen y crecen varias tallas más de la habitual, una vez que se tiene al bebé paulatinamente vuelven a su estado anterior salvo quizá porque al final te quedes con una talla más de la que usabas. Utilizar un buen sujetador durante el embarazo, y aplicar cremas antiestrias ayudarán a mantenerlos bien cuidados.

Asumir que se va a engordar y que probablemente te llevará algo más de un año recuperar tu figura es la base de la que debes partir para cuidar bien tu cuerpo. Todos los esfuerzos que hagas serán recompensados. Evita comer entre horas, sigue la dieta que te ponga tu médico y bebe mucha agua.

El miedo al parto y al dolor es algo común, todas conseguimos soportar el dolor, piensa en las mujeres que tienen varios hijos, si son capaces de repetir no puede ser tan malo. El cuerpo de la mujer es perfectamente  capaz de alumbrar a un hijo sin problemas. Dejarte mimar por los tuyos siempre te ayudará en ese momento.

Foto| Frédéric Prochasson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...