Dieta y disbiosis intestinal

Dieta y disbiosis intestinal

La disbiosis intestinal es un desequilibrio de la microfibra intestinal , su actividad metabólica y su distribución a lo largo del intestino provocado por cambios dietéticos, por la toma de antibióticos, el estrés o el exceso de proteínas en la dieta principalmente las animales y los azúcares simples. Las bacterias intestinales cuando sufren cambios drásticos pueden provocar diversos síntomas entre ellos hinchazón abdominal, estreñimientos crónicos, síndrome de colon irritable, migrañas e incluso artritis reumatoide.

Las dietas influyen directamente en la disbiosis intestinal o el cuidado de la flora intestinal, por eso es importante tener dietas ricas en fibra, yogures y leches fermentadas que favorecen el crecimiento de las bacterias de la flora intestinal tan beneficiosas para la salud. Mientras que las dietas con muchas proteínas animales o demasiados azúcares simples favorecen la disbiosis intestinal con un aumento de la actividad de las bacterias patógenas intestinales y de metabolismos tóxicos.

Numerosos estudios han demostrado que una dieta rica en proteínas animales tiene un mayor efecto a la hora de afectar a la flora intestinal, aumentando la actividad de ciertas enzimas bacterianas responsables de la mayor liberación de sustancias potencialmente tóxicas en el intestino aumentando el mayor riesgo de padecer cáncer. Por lo que sería beneficioso para evitar la disbiosis intestinal introducir en nuestra dieta el consumo de frutas y hortalizas principalmente naranjas, pomelos, coles, manzanas…

La vitamina A y la vitamina C intervienen en la salud de las mucosas, mientras que los ácidos  grasos Omega 3 presente en los pescados azules y los ácidos grasos Omega 6  abundantes en los frutos secos (cuidado con los alérgicos a los cacahuetes y frutos secos) y aceites de semillas actúan como antiinflamatorios importante para aquellas personas que padecen enfermedades inflamatorias intestinales.

La fibra de los cereales integrales, legumbres, hortalizas, frutas y frutos secos son una gran ayuda para la flora intestinal y para ayudar a tratar el estreñimiento, los yogures con bífidus de venta en cualquier supermercado también son muy beneficiosos para regular el tránsito intestinal.

Vía|  www.consumer.es
Foto| Evers

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...