Diabetes gestacional

Hasta un 10% de las embarazadas sufre diabetes gestacional, esto se debe a que durante el embarazo, el páncreas no produce la insulina necesaria para el organismo. La insulina es una hormona que permite al organismo convertir el azúcar de la sangre en energía o almacenarlo en forma de grasa. Como consecuencia de la falta de insulina, se produce un aumento de la glucosa en sangre y aparece la diabetes gestacional.

El aumento de la producción de la hormona lactógena placentaria es causa de mayor necesidad de insulina, y sucede que el organismo de algunas gestantes no es capaz de producir la insulina que necesita. Es cuando se da el peligroso incremento del nivel de glucosa en la sangre, por esta razón, es muy importante realizar los controles que recomienda el especialista, tanto sobre los hábitos dietéticos como de la glucemia.

La diabetes gestacional suele aparecer en la segunda mitad del embarazo y sus consecuencias pueden ser muy negativas, pues puede provocar partos prematuros, bebés excesivamente grandes e incluso en algunos casos más graves, se pueden dar malformaciones en los bebés. Pero si se detecta rápidamente y se lleva un buen control de la diabetes gestacional, no tiene por qué causar problemas en la salud del bebé ni de la mamá, además, este tipo de diabetes desaparece tras el parto.

Es necesario mantener el azúcar en sangre a raya mediante una alimentación equilibrada y variada que además aporte las calorías necesarias, esto sumado a la realización de ejercicios físicos moderados, puede normalizar los niveles de azúcar en sangre. Aunque también hay casos en los que no queda más remedio que recurrir a la insulina inyectada que el endocrino recetará.

Para saber si se es propensa a la diabetes, entre las semanas 24 y 28 del embarazo se realiza el test de O´Sullivan, los médicos toman una muestra de sangre y la madre debe ingerir un líquido con 50 gramos de glucosa. Pasada una hora, vuelven a hacer una extracción de sangre para medir la glucosa y dependiendo del resultado, si el nivel de azúcar supera lo normal, diagnosticarán diabetes gestacional.

Algunas recomendaciones que dan los especialistas para evitar que los niveles de azúcar sean excesivamente altos o bajos, son la ingesta de alimentos repartida en seis tomas, el desayuno nada más levantarse, el almuerzo a media mañana, la comida, la merienda, la cena y un vaso de leche o similar antes de acostarse. Lo importante es evitar que el organismo pase más de nueve horas sin recibir alimento desde el suplemento o resopón hasta el desayuno, mientras que entre comidas debe pasar un tiempo prudencial de tres horas y media.

El ejercicio a realizar durante el embarazo irá a razón de la actividad que anteriormente llevaba la futura mamá, de cómo se desarrolla el embarazo, del estado de salud ambos, etc., así que lo mejor es consultar al especialista para cumplir con las recomendaciones que ayuden a que el embarazo se desarrolle de forma saludable.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...