Detección precoz de la ansiedad durante el embarazo

Ansiedad y embarazo

Una investigación pone de manifiesto que sería interesante realizar una detección precoz de la ansiedad durante el embarazo, la razón de ello es que se ha constatado que el nivel de ansiedad de las futuras mamás incide en la gestación del feto, en su peso y en diversas complicaciones durante el parto. Para llegar a esta conclusión los investigadores de la URV (Universidad Rovira y Virgili, Tarragona), realizaron un seguimiento a 205 mujeres embarazadas que se presentaron voluntarias al estudio llevado a cabo en el Hospital Universitario Sant Joan de Reus (Tarragona).

Entre los primeros resultados que se obtuvieron, se determinó que las madres cuyo nivel de ansiedad era más elevado, sufrían un mayor índice de partos distócicos, es decir, un parto anormal o difícil en el que se pueden describir complicaciones como el proceso más lento de parto, un cese o parada del proceso de parto, el trabajo de parto no se desarrolla del mismo modo que se desarrolla un parto normal y como hemos dicho, se producen diferentes complicaciones que afectan a la madre y al futuro bebé. Por el contrario, las mujeres que gozaban de un buen estado de ánimo y bienestar emocional, el nivel de parto eutócico fue más elevado.

Un parto eutócico es como se define al parto normal en el que no aparecen complicaciones y todo se desarrolla según lo previsto, la dilatación, el periodo expulsivo, etc. En el caso de las mujeres embarazadas con un nivel de ansiedad más elevado, se detectó que se doblaba el número de partos instrumentalizados con fórceps con respecto a los partos de mujeres sin ansiedad. Pero aún hay más datos que muestran que es necesario controlar la ansiedad de las mujeres durante el embarazo, los recién nacidos de madres más ansiosas tenían un peso mucho menor al nacer en comparación con las madres que tuvieron un parto eutócico.

Una detección precoz de la ansiedad durante el embarazo puede reducir el índice de bebés con bajo peso al nacer, los problemas en el trabajo de parto y diferentes variables obstétricas y neonatales. Tras la detección de la ansiedad sería interesante desarrollar un patrón de trabajo para reducirla a los mínimos valores a fin de que las semanas del embarazo se desarrollen con normalidad.

El estudio es interesante y ha cumplido su objetivo determinar la relación entre ansiedad y embarazo, de todos modos, es difícil tratar el nivel de ansiedad, son muchos los condicionantes que intervienen, pero dar a conocer estos resultados a las futuras mamás puede ayudar a que se tomen el embarazo con tranquilidad y felicidad. Puedes conocer más detalles de la noticia publicada en Agenciasing a través de la página web de la Universidad Rovira y Virgili.

Foto | Davhor

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...