Curso de yoga para embarazadas

Tras habernos introducido en el mundo del yoga para embarazadas y conocer unos primeros ejercicios, abordamos la segunda entrega de un curso que posiblemente resultará de interés y gran utilidad. De la mano del maestro de yoga Jaidev Singh, podéis continuar con el curso de yoga para embarazadas o yoga prenatal.

En el curso de yoga para embarazadas, el maestro nos explica un ejercicio que aunque es simple, resulta muy beneficioso. Hay que sentarse sobre los talones colocando las manos detrás de la columna en la región pélvica, área que se encuentra por debajo del ombligo y por encima de las caderas. Manteniendo esta postura hay que inhalar aire y seguidamente hay que ponerse de rodillas para exhalar el aire, este ejercicio se realiza durante un máximo de tres minutos.

La respiración es uno de los primeros ejercicios que se aprenden en yoga, las inhalaciones y espiraciones profundas favorecen al organismo de la futura mamá recibiendo un aporte de oxígeno adecuado, garantizando igualmente el aporte de oxígeno para el feto. La respiración debe realizarse de forma controlada y lentamente, con ello además se mejorará la capacidad pulmonar y en los meses más avanzados de la gestación se agradecerá.

Recordemos que las dificultades para respirar son más frecuentes en las últimas semanas del embarazo, el aumento de peso de la madre y del feto, y el incremento de la presión del útero sobre los órganos y sistemas de la madre, provocan mayor dificultad al respirar. Los ejercicios mejorarán la respiración durante esta última etapa.

Por otro lado, respirar correctamente reduce la formación de toxinas y estimula la producción de endorfinas, un neurotransmisor del sistema nervioso central que interviene en la modulación del dolor, la temperatura corporal, el hambre… de hecho, las endorfinas producen efectos similares a los analgésicos, por lo que los ejercicios de respiración contribuirán a calmar el dolor.

El siguiente ejercicio que nos propone el maestro de yoga Jaidev Singh consiste en levantar las piernas. Hay que sentarse sobre la colchoneta con las piernas estiradas y poner los pies juntos y estirados hacia adelante, hay que inclinar el torso ligeramente hacia atrás y soportar el peso del tronco en los brazo,. Otra vez se juega con la respiración como parte fundamental del ejercicio, hay que inhalar aire con los pies juntos y exhalar levantando una pierna tal y como se muestra en el vídeo. Cada inhalación se realiza del mismo modo, pero hay que cambiar de pierna con cada exhalación, este ejercicio se realizará un máximo de tres minutos.

De la importancia de la respiración ya hemos hablado, mover las piernas reduce problemas como la pesadez, mejora la circulación sanguínea y el retorno sanguíneo, reduciendo el riesgo de aparición de las varices en el embarazo. Seguiremos con los ejercicios del curso de yoga para embarazadas en una próxima entrega.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...