Curso de yoga para embarazadas V

En el Curso de yoga para embarazadas V, el maestro yoga Jaidev Singh nos enseña a mejorar la circulación sanguínea, recordemos que a medida que avanzan las semanas del embarazo el retorno de la sangre desde los miembros inferiores se hace más complicado. El aumento del tamaño del útero incide en los mecanismos que facilitan el drenaje venoso (válvulas venosas que permiten el flujo unidireccional de la sangre de vuelta hacia el corazón), fruto de ello aparecen distrofias cutáneas y las paredes de las venas son propensas a dilatarse y deformarse, de todo ello hablábamos en el post sobre las varices en el embarazo.

Es a partir de la 23ª semana del embarazo cuando empieza a complicarse poco a poco la circulación sanguínea, a esto hay que añadir que el aumento de peso en el embarazo y la retención de líquidos forman un combinado que afecta a las extremidades inferiores. El ejercicio que nos enseña en el vídeo el maestro yoga, ayudará a reducir la retención de líquidos y mejorar la circulación sanguínea. La futura mamá debe realizar el ejercicio sentada de lado junto a una pared apoyando en ella la cadera.

Tras tumbarse, hay que levantar las piernas y seguidamente girar el cuerpo para que quede perpendicular a la pared. Se pueden abrir las piernas, el maestro yoga indica que se trata de una postura cómoda, la respiración, como en el resto de ejercicios, deberá ser profunda y pausada, el tiempo de duración del ejercicio es de unos 10 minutos. El segundo ejercicio que podéis ver a continuación trabaja en la mejora de la dilatación pélvica a fin de reducir el dolor cuando se inicia el parto.

Jaidev Singh nos explica que durante las últimas semanas del embarazo la zona del perineo o periné (zona localizada en el piso de la pelvis), empieza a sufrir dolores fruto de las contracciones musculares cuya función es dilatar los huesos pélvicos. El trabajo para la preparación del parto ya se ha iniciado, en este caso algunos ejercicios serán de gran utilidad para facilitar y mejorar la dilatación pélvica.

Durante los últimos días se pueden realizar diferentes ejercicios que ayudarán a facilitar la tarea de la dilatación y la relajación. Nuevamente es necesario utilizar una pared, estando de pie hay que apoyar las manos sobre la pared y estirar la espalda flexionando una rodilla hacia adelante y estilando la otra pierna hacia atrás, como si estuviéramos empujando la pared. Este ejercicio contribuye a facilitar un estiramiento en la zona pelviana y se debe realizar durante un máximo de 30 segundos.

El yoga para embarazadas es muy beneficioso, son muchos los ejercicios que se pueden realizar y que ayudan a mejorar el estado físico y psíquico de la futura mamá.

Capítulos anteriores
Curso de yoga para embarazadas
Curso de yoga para embarazadas II
Curso de yoga para embarazadas III
Curso de yoga para embarazadas IV

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...