¿Cuántos kilos suelen aumentar las embarazadas?

Las embarazadas han de cuidar su alimentación durante los nueve meses que tengan al bebé en su interior. No deben obsesionarse con comer más ni menos, ya que una alteración excesiva del peso (por debajo de los 7 kilos y por encima de los 14 kilos) podría dañar al feto, tener complicaciones durante el parto o causar problemas a la propia madre.

Las embarazadas deben ganar más de 7 kilos, pero no más de 14

El embarazo es uno de los momentos más delicados en la vida de las mujeres. Por eso, es cuando éstas se tienen que cuidar más, ya que todo lo que hagan puede repercutir directamente sobre el bebé. En este sentido, uno de los aspectos que más hay que tener en cuenta es la alimentación, ya que será la base para formar a un bebé saludable. Dicho esto, no hace falta que os recuerde que la alimentación de una embarazada ha de ser lo más completa y variada posible.

No se trata ni de comer más –antiguamente se decía que cuando una mujer estaba embarazada tenía que comer por dos: por ella y por el bebé–, ni de comer menos –hoy día la excesiva importancia que se le da a la figura y a la imagen hace que muchas embarazadas caigan en el error de querer ponerse a dieta para aminorar los efectos del embarazo–. De las dos formas se está poniendo en peligro al pequeño o a la pequeña que lleváis dentro. Así que seguid mi consejo: dejad que la naturaleza actúe. No importa el aspecto, lo que de verdad tenéis que mirar es por la salud de vuestro hijo.


Leyendo foros en Internet he descubierto que no hay reglas en el aumento de peso de las embarazadas. Mientras unas personas cogen más kilos, hay otras que engordan menos. Existen ginecólogos que piensan que el peso mínimo que las embarazas deben subir es de 7 kilos. Sin embargo, otros son de la opinión de que, por lo menos, las embarazas han de coger 9 kilos. Si aumenta menos de 9 kilos, es posible que la embarazada sufra problemas de huesos y anemia. En cambio, si se excede y sobrepasa los 11 kilos aconsejados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) –aunque la mayoría de los médicos admiten hasta 14 kilos– es posible que puedan sufrir diabetes gestacional, hipertensión y otras patologías del embarazo que puedan repercutir en la salud del feto. Además, es posible que se complique el proceso del parto y el periodo de postparto. Lo ideal es que el aumento de peso sea progresivo y paulatino: engordar 1 ó 2 kilos en los primeros tres meses, alrededor de 4 kilos en el segundo trimestre y en torno a los 5 kilos en los últimos meses del embarazo. Aunque cada caso es diferente, lo que he expuesto es lo que más o menos aconsejan todos los especialistas. Sin embargo, nunca hay dos embarazos iguales, ni siquiera para una misma persona.

Fuente: clinicalascondes.cl

Foto: tamia_foto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...