¿Cuánto tiempo debo esperar para volver a quedar embarazada?

Aguardar lo justo garantiza la recuperación fisiológica, mejora el estado nutricional, y deja tiempo y espacio para la atención de los hijos. Descubre cuál es el tiempo prudente para esperar.

Lapso de espera entre un parto y otro

Cuando la meta es tener una familia numerosa, algunas parejas tienden a apresurar el proceso obviando importantes factores. No se pueden tener hijos tan seguidos como algunos quisiera. Menos aún si ya ha habido un parto reciente. Saber cuánto tiempo esperar entre un embarazo y otro es esencial para evitar riesgos.

El tiempo entre el nacimiento de un hijo y el embarazo siguiente, llamado también período intergenésico, debe ser de 12 a 18 meses, como mínimo. La recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sido reiterada recientemente por estudiosos de diversas universidades de Canadá y Estados Unidos. Esto debido a las complicaciones a las que se expone, tanto la madre como el bebé, cuando se irrespeta este lapso.

Investigadores de la Universidad de British Columbia, en Canadá, y la Escuela de Salud Pública de Harvard, en Estados Unidos, advirtieron los peligros. Un estudio publicado en JAMA Internal Medicine evaluó el espaciamiento del embarazo en 148.544 casos. Hizo hincapié en la edad de la madre, registros de nacimientos y datos de hospitalización, entre otros aspectos esenciales para el desarrollo y feliz término de la gestación.

¿Por qué esperar 18 meses para volver a quedar embarazada?

Quedar embarazada antes de los 18 meses supone riesgos para las mujeres, también para los bebés. Puede afectar la salud de ambos y llegar a ocasionar mortalidad o morbilidad materna severa.

Concebir casi inmediatamente después de tener un bebé aumenta los riesgos de anemia materna, hemorragias, nacimiento prematuro y bajo peso al nacer. Aguardar el tiempo justo garantiza la recuperación fisiológica y mejora el estado nutricional. Algo especialmente importante considerando que la madre aporta nutrientes al bebé durante la gravidez.

Si el anterior parto fue vaginal, la madre cuenta con buena salud y recibe una alimentación balanceada, el tiempo de espera puede ser menor, pero debe ser un médico quien lo avale. Ahora, si el nacimiento se dio por cesárea, debe cumplirse lo prescrito. Sólo así se podrá evitar una posible rotura uterina en el siguiente parto.

Otra de las razones por las que debe respetarse el tiempo entre un embarazo y otro, es para ofrecer tiempo y espacio de calidad al bebé nacido o por nacer. Conviene disfrutar de cada etapa.

Tampoco hay que esperar cinco años

Tanto la OMS como el análisis de los investigadores recomienda no exceder los cinco años de espera para volver a quedar embarazada. El período intergenésico debe ser mayor de 12 meses y menor de 59 ¿La razón? Adicional al nacimiento prematuro y bajo peso, la larga espera se asocia a problemas de tensión o preeclampsia y diabetes gestacional.

Espaciar demasiado los embarazos aumenta el riesgo de desprendimiento prematuro de placenta normoinserta. También es latente la amenaza de aborto. Por los cambios e imposiciones de la sociedad, el acelerado ritmo y el factor económico, hoy es común que las mujeres esperen cuatro años y más para tener otro hijo.

Lo recomendable es retomar el hilo de la maternidad antes de los cinco años. Situación que se hace imperativa en las mujeres mayores de 35 años, edad en la que aumentan los riesgos de salud. La madre necesita reponer nutrientes, recuperarse de las heridas y posibles infecciones, restablecer el canal del parto, necesita mínimo el año o los 18 meses. Esperar 59 meses no es oportuno ni conveniente si se desea tener una numerosa familia en edad para poder disfrutarla.

¿Qué hacer para espaciar los embarazos?

Para evitar quedar nuevamente embarazada antes de los 18 meses puede apelarse al método de la lactancia materna y la amenorrea. Es eficiente y solo exige alimentar al bebé exclusivamente con leche materna durante sus primeros seis meses. La alimentación debe darse cada seis horas o en un lapso menor, durante el día y la noche.

El método de la lactancia materna puede fallar, pero existen infinidad de mecanismos destinados al control de la natalidad y la planificación familiar. La abstinencia será el anticonceptivo más seguro, pero están además otras opciones como los implantes o dispositivos intrauterinos.

Las píldoras, implantes y dispositivos deben estar indicados por un profesional, previo chequeo médico. Si se han tenido episodios de aborto espontáneo o nacimiento sin vida, las consideraciones y cuidados serán mayores. Igual, si la mujer ya tiene una edad avanzada, mayor de 35 años.

El tiempo a esperar entre un embarazo y otro depende del estado de salud física de la mujer. También de su decisión y los factores socioeconómicos que la rodean. Más, las recomendaciones de los organismos e institutos están dirigidas a preservar la integridad de la madre y el bebé por nacer. Así como a disminuir las cifras de mortalidad o morbilidad materna severa.

Es tan contraproducente quedar embarazada antes del año del último alumbramiento, como después de cinco años de éste. Deben entonces procurarse los métodos anticonceptivos postparto y prescindir de ellos antes de los cuatro años del último hijo. Esto, si el plan es tener más familia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...