¿Cuándo se debe tomar el ácido fólico?

Una nueva investigación constata que tomar el ácido fólico antes de la concepción reduce el riesgo de parto prematuro y bajo peso al nacer, por ello los expertos recomiendan, o bien planificar el embarazo, o disfrutar de una dieta que aporte al menos 200 microgramos de ácido fólico al organismo para reducir los mencionados riesgos en caso de concepción.

Suplementos de ácido fólico

Sobre el ácido fólico hemos hablado en varias ocasiones, hemos tratado varios estudios que recomiendan uno u otro patrón en su ingesta, pero la mayoría recomiendan que se tome ácido fólico antes del embarazo como una de las formas más efectivas para reducir el riesgo de parto prematuro, bajo peso al nacer, para prevenir problemas como la espina bífida, etc.

Ahora, una nueva investigación pretende responder a la pregunta cuándo se debe tomar el ácido fólico, antes de la concepción o durante el embarazo, a fin de dejar bien claro que este suplemento se debe tomar antes de quedarse embarazada, ya que según este estudio, tomarlo después de la concepción reduce significativamente sus efectos. Un equipo internacional formado por expertos de la Universidad de Zhejiang (China), el Hospital materno infantil de Jiaxing (China), la escuela de Medicina Clínica de la universidad de Cambridge (Reino Unido) y la Escuela de Salud Pública de Estados Unidos, han trabajado con datos de 240.954 mujeres embarazadas, para conocer la prevalencia del parto prematuro y el bajo peso al nacer en relación a la ingesta de ácido fólico.

Según los resultados, un 3’48% de las mujeres tuvieron un parto prematuro, el 9’2% tuvieron un bebé con bajo peso, realizando la comparativa con el resto de mujeres que tuvieron un hijo a término con peso adecuado, encontraron que la ingesta de ácido fólico antes de la concepción reducía un 8% el riesgo de parto prematuro y un 19% el riesgo de tener un bebé con bajo peso, en comparación con aquellas madres que empezaron a tomar los suplementos tras la concepción.

En cambio, al tomar el ácido fólico después de la concepción, no se observaron diferencias en relación al bajo peso o al parto prematuro con aquellas mujeres que no tomaron el suplemento. Evidentemente sí que era efectivo para prevenir la espina bífida y otras malformaciones, pero la investigación se centró sólo en los dos parámetros indicados. Se observó que la suplementación se realizaba con mayor frecuencia después de la concepción, aunque esto es obvio porque muchas mujeres no planifican el embarazo.

Otro dato que se constata es que a medida que han ido pasando los años, cada vez más mujeres han tomado los suplementos de ácido fólico, pasando de un 7’6% en el año 1999 a un 24’2% en el año 2009. En los sucesivos años se ha ido incrementando significativamente el número de mujeres que tomaban este suplemento, 48’7% en 2010, 67’2% en 2011, etc. Este incremento significativo está sujeto a las campañas que se han realizado en China para cuidar la salud de las madres y de los bebés especialmente en las zonas rurales, ya que se repartían gratuitamente 400 mg de ácido fólico diarios a las mujeres embarazadas.

Con estas conclusiones se recomienda que para prevenir el parto prematuro y el bajo peso al nacer, se considere la ingesta del suplemento antes de la concepción, o en su defecto, que se siga una dieta rica en ácido fólico que contenga al menos unos 200 microgramos si no se planifica el embarazo. Anteriores estudios han demostrado la efectividad de tomar el suplemento antes de la concepción, aunque la muestra de mujeres estudiadas no era tan grande como la de esta nueva investigación.

Os invitamos a leer este post sobre lo que se opina en distintos países sobre los suplementos de ácido fólico antes del embarazo, podréis comprobar que no existe consenso. Podéis conocer más detalles de esta investigación a través de este artículo publicado en la revista científica British Journal of Nutrition.

Foto | Euthman

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...