Consejos para cuidar los senos durante la lactancia

Afortunadamente se está estimulando cada vez más a las madres para que tomen la iniciativa de dar el pecho a sus bebés, ya que son conocidos los múltiples beneficios que la lactancia materna supone para el organismo infantil en éste primer período de su vida. Lo cierto es que de todas formas la mamá debe tener en cuenta algunos consejos para cuidar los senos durante la lactancia, ya que de otra forma un proceso tan sano y natural como dar de mamar se puede convertir en algo incómodo y doloroso.

Para conocer los consejos para cuidar los senos durante la lactancia hay que tener en cuenta que tanto durante el embarazo como de forma posterior durante el proceso de lactancia, los senos experimentan grandes cambios, y es sumamente necesario que se los cuide de forma específica. Durante el primer trimestre el tamaño del busto cambia, así también como el color del pezón y es entonces cuando suelen aparecer las primeras molestias.

Para evitar lastimaduras y estrías en la piel de los senos, es necesario aplicar desde el comienzo del embarazo cremas que sean ricas en vitamina E y aceite de rosa mosqueta, ya que ayudarán a mantener elasticidad en la piel, para evitar el dolor como consecuencia del aumento del tamaño de las mamas.

Otro de los consejos para cuidar los senos durante la lactancia es el de ejercita durante todo el embarazo y también tras el parto los músculos pectorales, para fortalecer toda la zona. La natación, el pilates, el yoga, o una rutina de ejercicios en el hogar para fortalecer la zona, permitirá mantener el busto firme y terso.

Una recomendación fundamental es la de usar el sujetador adecuado a la talla real del pecho, tanto durante el embarazo como luego en la lactancia, uno que sea cómodo, de algodón y con tirantes anchos. Si la madre utiliza discos absorventes es recomendable cambiárlos frecuentemente para que la piel no permanezca húmeda durante demasiado tiempo.

Otro de los consejos para cuidar los senos durante la lactancia es el de limpiar los senos solamente con agua y finalizar las duchas con un chorro de agua fresca para tonificarlos. Durante la lactancia hay que evitar eliminar la grasa segregada por las glándulas Montgomery que son las que ayudan a proteger el pezón por sus propiedades lubricantes y antibacterianas.

Se recomienda además emplear cremas que sean ricas en lanolina si los pezones se ven lastimados, o inclusive para prevenir la aparición de grietas en la piel, ya que esas cremas poseen cualidades emolientes e hidratantes que ayudan a cicatrizar y previenen la aparición de lastimaduras.

Vía |  Boutiquesecret
Foto | Lucas F de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...