Cómo gestionar las emociones en el embarazo

Conoce cuáles son las emociones básicas

Cómo gestionar las emociones en el embarazo

Se habla mucho acerca de los diferentes síntomas físicos del embarazo: cansancio, fatiga, náuseas, vómitos… Pero, ¿y los cambios emocionales? Las mujeres embarazadas sienten todas las sensaciones y emociones, tanto negativas como positivas, con mucha intensidad. Además, son capaces de pasar a la alegría a la tristeza, y viceversa, en cuestión de minutos. No es nada extraño porque el embarazo afecta al estado emocional.

Los expertos explican que se trata de una gran revolución emocional, que en la gran mayoría de casos resulta desconcertante. Las mujeres no pueden evitar preguntarse qué les está ocurriendo, y sobre todo si es algo normal.

Emociones

Lo primero y más importante es saber que no existen emociones negativas o positivas. Todas y cada una de las emociones cumplen una determinada función en el cuerpo humano, y se convierten en negativas cuando tratamos de reprimirlas.

Existen un total de cuatro emociones básicas. Por un lado, la alegría, la más bella de todas porque sana y conecta con el resto del mundo. Por otro lado, la tristeza, que en la gran mayoría de los casos surge cuando no se han cumplido las expectativas o los deseos.

Además, la rabia, que es de gran ayuda para proteger la intimidad. Al contrario de lo que muchas personas creen, la rabia no es negativa porque ayuda a establecer límites. Y, por último, el miedo, una emoción que guarda una relación muy estrecha con la protección: agudiza todos los sentidos.

En el embarazo es completamente normal que aumenten los miedos a lo desconocido: al bebé, a cómo cambiará la vida cuando nazca…

Aceptar

Una vez se conocen cuáles son las cuatro emociones básicas, es importante aceptar todas y cada una de ellas. Todas cumplen una función relevante. No pasa absolutamente nada por estar triste o tener miedo. Reprimir las emociones es lo negativo, no el hecho de sentirlas. Por lo tanto, hay que exteriorizarlas con las personas de confianza y, sobre todo sentir.

Compartir

El embarazo es una de las etapas más bonitas en la vida de una mujer, aunque en muchos casos también puede resultar complicada. Es por ello que resulta tan importante dar con personas de confianza que sean capaces de escuchar en profundidad. La escritura también puede ser una excelente forma de compartir las emociones. Hay muchas mujeres embarazadas que optan por escribir un diario en esta etapa.

Por último, cabe destacar el vaivén emocional que supone la gestación. No pasa nada por bajar el ritmo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...