¿Cómo comer de forma saludable en el embarazo? Los mejores consejos

La hidratación es esencial

El embarazo es una de  las etapas más bonitas y especiales en la vida de una mujer. Claro que también implica una serie de cambios, tanto a nivel físico como mental, para los que es importante estar preparada. Llevar un estilo de vida saludable es esencial en todas las etapas de la vida, pero muy especialmente en esta. ¿Se puede hacer ejercicio? Sí, siempre de forma controlada por un entrenador personal, y con el visto bueno del médico. Además, es importante comer de forma saludable, siguiendo los siguientes consejos.

Calidad

Existe una especie de leyenda que dice que cuando se está embarazada hay que comer por dos. Pero realmente no tiene por qué ser así. Los especialistas indican que no hay que comer mucho más, sino mejor. La ingestión de calorías diarias recomendada es de 2.000, y el 70% de la dieta debe componerse de cereales integrales. También hay que tomar cinco raciones diarias de frutas y verduras frescas y de temporada.

Nutrientes

Una mujer embarazada debe saber desde el primer momento cuáles son los nutrientes que necesita, por su salud y por la de su bebé. El calcio es esencial para un correcto desarrollo óseo del bebé, y el hierro es necesario para la formación de glóbulos rojos. Durante la etapa de gestación, hay que tomar alimentos ricos con un alto contenido en ácido fólico para prevenir posibles defectos congénitos. También hay que elegir fuentes saludables de ácidos grasos Omega 3 y de yodo para un adecuado desarrollo cognitivo y cerebral.

Raciones

Para evitar la acidez de estómago y favorecer la digestión, lo recomendable es tomar pequeñas raciones varias veces al día en lugar de darse «atracones». Los especialistas en embarazo aconsejan hacer cinco comidas diarias, masticando bien los alimentos. Para tomar a media mañana o a media tarde hay que seleccionar snacks saludables, como yogures desnatados o bastones de zanahoria, por ejemplo.

Hidratación

Y, por último, el consumo de agua es vital durante el embarazo para mantener la hidratación adecuada, y que el organismo funcione de manera correcta. Beber suficiente agua al día tiene múltiples beneficios: favorece la eliminación de toxinas, alivia el dolor de cabeza y el estreñimiento, ayuda a combatir la retención de líquidos y facilita la digestión. También se pueden tomar infusiones naturales y zumos de fruta naturales. La cantidad diaria recomendada depende de cada mujer, aunque oscila entre los 0,5 litros y el litro de agua. Por supuesto, el consumo de alcohol está terminantemente prohibido.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...