Comer regaliz durante el embarazo afecta a las capacidades cognitivas del futuro bebé

El regaliz contiene un edulcorante, glicirricina, un compuesto que afecta al buen desarrollo del feto. Ahora, una investigación demuestra cuáles son sus efectos a largo plazo, los niños de madres que abusaron de la ingesta de regaliz tienen sus capacidades cognitivas reducidas, un cociente intelectual más reducido, menos memoria, etc.

Alimentos durante el embarazo

Según los resultados de un estudio realizado por expertos de la Universidad de Helsinki (Finlandia), las mujeres embarazadas deben evitar comer regaliz, ya que el edulcorante que contiene afecta a las capacidades cognitivas del futuro bebé. El compuesto que contiene el regaliz se denomina glicirricina, un producto que tiene propiedades antiherpéticas, antiinflamatorias, expectorantes y edulcorantes, de ahí que esté presente en diferentes productos farmacéuticos o alimentarios.

En la investigación se compararon los datos de 378 niños de 13 años, cuyas madres habían consumido regaliz durante el embarazo de forma moderada o excesiva, o simplemente no habían consumido este producto. Se definió como cantidad de consumo elevada 500 mg de glicirricina por semana, equivalente a 250 gramos de regaliz, y cantidad de consumo moderada, 249 mg del edulcorante que correspondería a unos 125 gramos de regaliz.

Según las pruebas y cuestionarios realizados, los niños cuyas madres consumieron en exceso regaliz tuvieron peores resultados en las pruebas de razonamiento cognitivo que fueron realizadas por psicólogos. Los expertos apuntan que la diferencia fue equivalente a siete puntos de C.I (Cociente Intelectual).

También obtuvieron perores resultados en la capacidad de memoria y tenían más riesgo de sufrir problemas relacionados con el TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad). En el caso de las niñas, se apreció que el proceso de la pubertad se inició antes que en las niñas de madres que no consumieron regaliz durante la gestación.

A la vista de los resultados, los expertos consideran que es necesario informar a las mujeres embarazadas sobre los efectos nocivos que tiene el consumo de regaliz y otros productos que contienen glicirricina durante el desarrollo fetal. En el caso de Finlandia, desde el año pasado el Instituto Nacional de Salud y Bienestar Social publicó una serie de recomendaciones alimentarias, el regaliz se clasificó como un producto no recomendado durante el embarazo, apuntando que un consumo ocasional no tiene efectos adversos.

Según las investigaciones realizadas con animales, la glicirricina intensifica los efectos de la hormona del estrés (cortisol) mediante la inhibición de una enzima que inactiva cortisol, hay que tener en cuenta que en grandes cantidades el cortisol es perjudicial para el desarrollo del feto. Se sabía desde hace tiempo que la glicirricina incrementa la presión sanguínea e influye en el tiempo de embarazo, pero no se sabía qué consecuencias tendría a largo plazo en los niños la exposición durante la gestación.

Curiosamente, aunque en Finlandia se recomienda limitar el consumo de regaliz por su contenido en glicirricina, apuntando que produce efectos negativos, y que incluso la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda limitar el consumo de este compuesto a 2mg por kilo corporal, los investigadores comentan que no existe un límite seguro, por lo que se considera que es preferible evitar el edulcorante del regaliz durante la gestación.

Hubiera sido interesante mostrar una lista de productos que contienen este compuesto, aunque el estudio se ha centrado en el regaliz porque es la principal fuente, ya que se produce de forma natural. También sería interesante un estudio similar sobre el consumo de glicirricina durante la lactancia. Podéis conocer todos los detalles de este trabajo a través de este artículo publicado en la revista científica American Journal of Epidemiology.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...