Cloasma por efecto del sol durante el embarazo

Embarazo y sol

Si bien es cierto que las virtudes de la energía solar son sobradamente conocidas, lo son también las desventajas que un exceso de exposición al sol pueden provocar sobre nuestra piel. Los rayos del sol pueden ser muy beneficiosos, siempre que no se sobrepasen los tiempos de exposición recomendados por el Instituto de Biomedicina, que establece un periodo inicial no superior a los 15 minutos en las primeras exposiciones.

Sin embargo, mención a parte requiere la exposición al sol si estás embarazada. Si bien los rayos del sol poco o nada pueden dañar a tu bebé, al estar protegido en tu interior, sí es cierto que la piel de las mujeres en estado de gestación sufre alteraciones y requiere cuidados especiales a fin de evitar a aparición de manchas.

Cloasma, una afección provocada por el sol durante el embarazo

El cloasma hace referencia a la afección que la exposición al sol puede provocar en la piel de las mujeres embarazadas. Son manchas oscuras que aparecen en la piel de las mujeres –especialmente las de tez más oscura- en la zona de la frente, el mentón y las mejillas.

El cloasma por efecto del sol durante el embarazo se produce por una interacción entre las hormonas y los rayos solares. Es importante destacar que, una vez que aparecen las manchas, no desaparecen tras el embarazo.

Cómo prevenir el cloasma por efecto del sol durante el embarazo

Para prevenir el cloasma, es imprescindible aplicar un protector solar con pantalla total durante la exposición al sol y prestar un especial cuidado con la piel del contorno de los ojos.

Adicionalmente, se recomienda la ingesta de agua en cantidades abundantes, así como un suplemento natural de sales minerales.

El sol, lejos de los bebés

Adicionalmente, la exposición al sol de los bebés está completamente contraindicada hasta los tres años de edad y siempre que sea con protector solar constante.

Disfrutar del sol en verano es muy recomendable, los beneficios de la energía solar sobre el organismo son indudables, no en vano, el sol es una fuente inagotable de renovación energética, necesaria para la vida y según algunos estudios, mejora el estado de ánimo y es muy beneficioso para los cambios de humor que se experimentan durante el embarazo.

Pero disfrutar del sol no está reñido con proteger nuestra piel. No deben tomarse a la ligera las indicaciones del Instituto de Biomedicina, ya que los casos de cáncer de piel no hacen más que incrementarse de forma exponencial año tras año.

Foto |  Diluvi

Fuentes | Europapress Instituto Europeo de Biomedicina

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...