Casos de Depresión en el Embarazo

Muchas veces se habla de cómo afecta el embarazo en las acciones de la madre, en este post se explicará en forma recumida las posibles y notorias molestias que estas mujeres pasan en el que debería ser el momento mas sublime de sus vidas

Muchas veces se habla de cómo afecta el embarazo en las acciones de la madre, pero con el fin de hacerlo más didáctico y comprensible me basaré en casos precisos para explicar una de las posibles y notorias molestias que estas mujeres pasan en el que debería ser el momento mas sublime de sus vidas, espero que después de este articulo entendamos porque la vida de la mujer embarazada se complica tanto.

¿Que pasa cuando no tenemos una relación estable? y un día nos hacemos un chequeo medico y descubrimos que estamos embarazadas Oh! ingrata sorpresa, ya que nos sentimos completamente solas en la que debería ser la etapa mas bella de nuestras vidas, nuestra reacción es la siguiente, nos sentimos deshechas, desafortunadas, abandonadas, completamente solas y es que la mujer en gestación es aun mas sensible de lo normal. las lagrimas se hacen presentes en esta etapa, una ropita de bebe nos conmueve, un niño que llora nos parte el alma, así es como transcurren los días, estamos motivadas por ese ser que crece dentro, pero en el fondo del alma nos sentimos simplemente destrozadas, porque el bebe crecerá sin un padre, y peor aun, si es un varón, nuestra melancolía es tanta que nos vamos a sentar a un parque solo para ver a los niños jugar con sus padres, y, nosotras nos sentiremos morir al saber que nuestro hijo solo tendrá una madre y se perderá la dulzura de tener un padre.

Pero aquellas mujeres que se enteran, que serán mamas teniendo una familia constituida no pasan por esto, es por eso que simplemente la noticia las hace las mas felices del mundo.

Ahora cuando nos acerquemos a algún lado y notemos que hay una mujer embarazada molesta o que simplemente reniega de todo debemos analizar que es lo que paso con ella, pues todos no tenemos la misma reacción, cada uno de nosotros reaccionamos de acuerdo a nuestro entorno, a lo que estemos viviendo en ese momento, puede sonar paradójico pero antes de juzgar a una mujer embarazada, debemos pensar un poquito en que hay mas allá de una pancita.

Una etapa de mi vida la emplee como consejera espiritual en una iglesia, en una de esas charlas conocí a tres personas que motivadas por lo que les había tocado vivir acudieron al salón de la iglesia para contar sus experiencias, una de estas mujeres era Dorita, una mujer profesional con aparentemente todo para ser feliz, un buen día su esposo decidió abandonarla, poco antes de enterarse que estaba embarazada, cuando el tomo esa decisión ella lo dejo ir sin mayor complicación, el problema fue cuando se entero de su embarazo, su estado emocional dio un giro de 90 grados, sus ideas cambiaron completamente y un día simplemente agarro su chaqueta y corrió tras de el suplicando perdón, es notorio en este caso la inestabilidad que algunas mujeres pasan en el embarazo todo es producto de cómo se le presenten las cosas.

Otro caso singular es el de Maritza, una mujer libre que vive la vida sin mayor complicación, ya antes la habían engañado tenia una manera muy particular de ver la vida, me contaba que no se comprometía con nadie para no hacer las cosas difíciles, solo vivía y dejaba vivir, todos los días tenia una aventura, no la juzgo (era libre, cada quien ejecuta su propio destino), tiempo después sintió algunos mareos, que la llevaron hasta su doctor enterándose que esta embarazada, su reacción fue fatal, pues al no saber quien era el padre simplemente decidió no tener al bebe, aborto privándose así de lo que podría haber sido lo mejor etapa de su vida y poniendo en riesgo su salud, es notorio en este caso la reacción brusca de una persona completamente echada al abandono, mas allá que a ella no le importo pensar por un instante en la vida de un bebe que era su sangre y a quien decidió no tener, porque se sintió acorralada por sus propios errores.

Sonia, es un caso diferente, tenia poco tiempo de casada gozaba de una relación maravillosa, su esposo era un hombre ejemplar; pero como en toda vida había algo que faltaba en su relación, un sello a ese gran amor que se notaba en su matrimonio: ella quería tener un hijo, y como querer es poder a los pocos meses de casados Sonia se entero que estaba esperando un bebe; aquel día ella preparo una cena maravillosa para contárselo a su esposo, el estaba mas que feliz, se encargo de darle lo mejor a su pareja, pero las cosas se complicaron, el embarazo de ella no estaba del todo bien ya que le choco y llego a tener niveles de depresión muy fuertes.

La depresión llego al punto de hacerse notar, gritaba por todo, nada le parecía bien, no accedía a los cariños de su esposo, lo rechazaba, llegando incluso a pegarle algunas veces, él, cansado de todos estos maltratos salía a la calle a buscar otras mujeres; pues de alguna manera trataba de encontrar lo que no tenia en casa, un bien día harto de todo decidió abandonarla. Sonia con toda la valentía que deben tener las mujeres decidió separarse y jugárselas por aquel hijo deseado, pero no todo fue color rosa, lamentablemente el impacto de quedarse sola hicieron que el grado de depresión aumente, dejo de alimentarse, se la pasaba vomitando, los dolores de cabeza eran continuos, y lloraba todos los días, a pesar de eso persistía en el deseo de que su hijo naciera; sin embargo todas estas emociones cobraron un precio alto, pues a pesar de que su medico de cabecera le había advertido de una amenaza de aborto ella no pudo superar su depresión, entrando así en una etapa difícil para esta mujer que ya de por si no las tenía sencillas: por un lado se presentaba la decepción amorosa y, por otro lado tenia el enorme deseo de ser mamá.

La depresión en el embarazo es un estado emotivo muy peligroso, ya que puede poner en peligro a la mujer y al bebe, Sonia mostraba fuertes dificultades para dormir, falta de interés en las cosas que hacia, algunos sentimientos de culpabilidad, perdidas de energía, dificultad para concentrarse en sus actividades. Algunos cambios en su aspecto físico se mostraba, presentado descuido, ansiedad la cual era cada vez más notoria, cansancio y movimientos lentos; inclusive había veces en que pasaba por su cabeza la idea de morir. Sufría día a día el estar sola, pero también luchaba por recuperarse, es así que un buen día, opto por recibir ayuda de grupos de apoyo, conserjería y medicamentos. Gracias a Dios pudo superarlo, ahora esta feliz con su nueva bebe y esta enfermedad la ha convertido en una mujer fuerte.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...