Casi un 75% de las mujeres embarazadas no cubren las necesidades de ácidos grasos Omega 3

Un estudio pone al descubierto que casi el 75% de las mujeres embarazadas europeas no satisfacen las necesidades diarias de ácidos grasos Omega 3 recomendadas por la Unión Europea.

Suplementos vitamínicos en el embarazo

Los ácidos grasos omega 3 son ácidos grasos esenciales que el organismo no puede fabricar, los debe recibir a través la alimentación, pescado azul, nueces, semillas de lino, etc. Es un elemento esencial para el desarrollo del futuro bebé, pero lamentablemente, casi un 75% de las mujeres embarazadas no cubren las necesidades de ácidos grasos Omega 3 que recomienda la Unión Europea.

Estos datos se desprenden de un estudio llevado a cabo por expertos de la Universidad de Alberta (Canadá) con un grupo de 600 mujeres embarazadas. La investigación tenía como objetivo entender la relación entre el estado nutricional de la madre, su salud mental y la salud del futuro bebé. En este trabajo se analizó el consumo total de ácidos grasos Omega 3, el ácido eicosapentaenoico, el ácido docosapentanoico y el ácido docosahexaenoico, en el grupo de mujeres que participaron. Se constató que sólo el 27% de las mujeres recibía la cantidad necesaria de Omega 3.

El reducido consumo de fuentes de Omega 3 no está relacionado ni con el nivel de ingresos ni con el nivel educativo, los investigadores destacan que el nivel socioeconómico de la mayoría de las participantes era alto. Explican que la mayoría de las mujeres tomaban un suplemento multivitamínico durante la gestación, pero a pesar de ello no cumplieron con las recomendaciones de la ingesta de ácidos grasos Omega 3 ni durante el embarazo, ni durante el periodo de lactancia materna.

Se observó que las mujeres que tomaban un suplemento de ácido docosahexaenoico tenían hasta 10 veces más posibilidades de cumplir con las recomendaciones que proporcionan los especialistas sobre la ingesta de este ácido, pero ello no quiere decir que alcanzarán el objetivo de satisfacer las necesidades nutricionales.

Los expertos explican que existe disparidad en las recomendaciones que realizan diferentes agencias del mundo, en el caso de la Asociación Dietética Americana o la Canadiense, se recomienda que el consumo diario de ácidos grasos Omega 3 sea de 500 mg por día, en cambio la Comisión Europea y el ISSFAL (Sociedad Internacional para el Estudio de los Ácidos Grasos y los Lípidos) recomiendan que las mujeres embarazadas y que están dando lactancia consuman un mínimo de 200 mg por día, menos de la mitad de lo que se recomienda en Estados Unidos o Canadá.

Por tanto, quizá la UE debería revisar la recomendación que proporciona, ya que los datos son bastante evidentes, casi un 75% de las mujeres embarazadas no satisfacen las necesidades del organismo de este tipo de ácidos grasos. Podéis conocer todos los detalles del estudio a través de este artículo publicado en la revista científica Applied Physiology, Nutrition and Metabolism.

Foto | zimpenfish

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...