Cambios emocionales en el embarazo

Descubre cuáles son los principales cambios emocionales en el embarazo, y por qué se producen

Cambios emocionales en el embarazo

El embarazo, además de dar lugar a una serie de cambios físicos en la mujer, también produce diversos cambios emocionales, como la ansiedad o la irritabilidad.

¿Cómo son los cambios emocionales a lo largo del embarazo?

Dichos cambios comienzan en el primer trimestre. Durante los tres primeros meses de gestación la mujer debe aceptar la situación y prepararse mentalmente para la llegada del futuro recién nacido.

Es el segundo trimestre la etapa más emocionante en la gran mayoría de los casos. Los síntomas físicos, como las náuseas y los vómitos, son menos intensos, por lo que es habitual que la mujer embarazada tenga mejor humor.

Y, por último, durante los últimos tres meses de embarazo, la mujer vuelve a sufrir grandes altibajos emocionales debido a numerosas causas: aumento de peso, miedo ante la proximidad del parto, preocupación por las futuras responsabilidades, etc.

Principales cambios emocionales en el embarazo

Uno de los cambios más relevantes durante el periodo gestacional es la ansiedad. Son varias las causas que pueden producirla. Una de las más frecuentes es la preocupación por el nacimiento del niño. La ansiedad también se puede dar como consecuencia de los cambios corporales que supone el embarazo, como el aumento de peso.

La gestación y el nacimiento del bebé también implican una serie de cambios en los hábitos de la pareja. La reducción del deseo sexual puede provocar por ejemplo un estado de insatisfacción.

La irritabilidad y los cambios de humor constantes también son síntomas habituales en mujeres embarazadas. Es normal que cualquier tipo de situación rutinaria se viva con mucha más intensidad debido a la sobrecarga emocional.

Es normal que las mujeres embarazadas tengan este tipo de sentimientos, de los que en ningún caso tienen por qué avergonzarse. Es importante que puedan expresar sus pensamientos y sentimientos con sus familiares y/o amigos. Así, es esencial que cuenten con el apoyo de sus seres queridos. Hablar con otras mujeres embarazadas, que estén atravesando la misma situación, también puede ser de gran ayuda.

Por último, queremos señalar una serie de signos y síntomas ante los que es importante prestar atención: ansiedad, insomnio, pérdida de capacidad de atención y concentración, llanto frecuente, sentimientos de culpa, sofocos, falta de autocontrol, etc. Ante ellos, es importante solicitar asistencia médica a la mayor brevedad posible.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...