¿Beneficios económicos por la nueva Ley del Aborto?

Los responsables del Ministerio de Justicia consideran que la reforma de la Ley del Aborto mejorará la natalidad y ello se traducirá en beneficios económicos, algo que muchas personas no comparten, sobre todo con la actual política.

La ley del aborto aumenta la natalidad

Ayer nos sorprendían las declaraciones realizadas por los responsables del Ministerio de Justicia, se argumenta que la nueva Ley del Aborto ofrecerá beneficios económicos como consecuencia del aumento de la natalidad, argumentos que se pueden considerar cuestionables, sobre todo porque el propio Ministerio reconoce que es algo difícil de cuantificar y que habrá que esperar a que pase el tiempo para poder demostrarlo. Para realizar tales afirmaciones se deben basar en algunos datos reales y no en supuestos u otras deducciones.

No hablamos de estar a favor o en contra del aborto, sino de ofrecer datos fiables y reales, ¿cómo saben que se incrementará la natalidad y como resultado de ello se obtendrán beneficios económicos gracias a la reforma de la nueva Ley del Aborto?, ¿se ha tenido en cuenta que la nueva reforma puede promover los viajes para abortar en otros países?, ¿que puede aumentar el número de abortos ilegales practicados en nuestro país?, ¿se ha tenido en cuenta que la situación económica es un escollo para tener un bebé? Parece un argumento para evitar impulsar políticas que promuevan la natalidad.

Alberto Ruiz Gallardón deja caer estos datos, pero sobre todo pone en relieve que con este Anteproyecto de Ley se logra alcanzar una meta, la defensa de la vida del nasciturus (el que va a nacer), término que designa al ser humano desde que se concibe y hasta que nace. Sin embargo, vuelve a derivar la información hacia los datos económicos y el impacto neto positivo que tendrá la legislación del aborto. El responsable del Ministerio de Justicia explica: “las cargas administrativas en el ámbito sanitario y de servicios sociales que pudiera suponer la implantación de la ley, serán asumidas con cargo a los créditos actualmente existentes potenciando, en todo caso, los medios materiales y personales para la prestación del asesoramiento asistencial a la mujer embarazada en general y a la que se encuentra en una situación de conflicto en especial.”

Como vemos, no se habla de ayudas económicas, sólo se habla de asesoramiento obviando otras cuestiones muy importantes que contribuyen al aumento de la natalidad. Sorprende saber que se considera que esta nueva reglamentación en la que se elimina el derecho de la mujer a abortar, se considere un método de planificación familiar. Claro que si obligas a que se tenga un bebé, es un modo de incrementar la natalidad, pero ¿y todos los problemas colaterales que pueden aparecer? Si una familia tiene problemas para llegar a fin de mes y teniendo en cuenta que un bebé incrementa significativamente el gasto económico, ¿no sería lógico incluir en este anteproyecto una ayuda económica que se prolongara en el tiempo? En el momento que se toca el tema económico, rápidamente se obvia y se deriva la conversación a otras cuestiones, hay dinero para rescatar al sistema financiero, pero no para los ciudadanos.

Para el Ministerio de Justicia es necesario salvaguardar el derecho a la vida del nasciturus, sobre todo si no existen conflictos con otros derechos y valores constitucionales. Explica que la vida del futuro bebé es un valor constitucional digno de protección, distinto a los derechos de la mujer, de hecho, se asegura que la reforma da primacía a los derechos de la mujer reconocidos en la Constitución como su vida, salud o dignidad más esencial cuando entren en conflicto con la vida del nasciturus. Al respecto os invitamos a leer el post Diferencias significativas de la reforma de la Ley del Aborto y a realizar un pequeño análisis.

Volviendo al tema del asesoramiento asistencial, este se centrará en brindar las alternativas posibles a fin de resolver los conflictos originados por el embarazo, si la familia no tiene recursos, quizá se le recomiende buscar trabajo a los miembros o que les ayuden los padres (ironía). Se asegura que se apoya la maternidad, ya hemos visto hasta qué punto han llegado los recortes en ayudas. En fin, como decíamos, no hablamos de vetar o apoyar la ley del aborto, pero sí cuestionamos los pocos esfuerzos económicos que acompañan a esta reforma. Os recomendamos leer detenidamente el artículo publicado en el periódico digital Levante.

Foto | Lunar Caustic

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...