Beneficios del yoga en el embarazo

¿Quieres conocer los beneficios del yoga en el embarazo?

yoga en el embarazo

El embarazo es una etapa en la que la mujer experimenta numerosos cambios tanto a nivel físico como mental y emocional. Así, el yoga en el embarazo es una actividad que permite ejercitar la musculatura, reducir los niveles de estrés y, sobre todo, aceptar los cambios.

Lo mejor es esperar al segundo trimestre para empezar los ejercicios si nunca se ha practicado esta actividad. Para entonces el bebé ya estará más desarrollado. No obstante, si la mujer ya ha practicado yoga con anterioridad, se puede empezar antes.

10 beneficios del yoga en el embarazo

  1. Flexibilidad: una de las grandes razones para practicar esta actividad durante el embarazo es que proporciona mucha flexibilidad tanto a los músculos como a las articulaciones.
  2. Circulación sanguínea: practicar yoga con frecuencia durante el periodo de gestación estimula de forma notable la circulación sanguínea, minimizando así el riesgo de que aparezcan las temidas varices.
  3. Parto natural: aumenta las probabilidades de tener un parto natural, además de ayudar a tener una mejor recuperación postparto.
  4. Emociones: durante el embarazo, resulta igual de importante cuidar la salud física como la mental. El yoga es una actividad fantástica para controlar las emociones y disminuir el estrés.
  5. Confianza: el yoga fomenta la confianza en una misma, lo que es muy importante durante el embarazo. En esta etapa es habitual que surjan dudas, tanto sobre el parto como sobre la crianza del bebé. Es por ello que resulta tan importante que la mujer tenga una gran confianza en ella misma.
  6. Síntomas del embarazo: uno de los principales beneficios del yoga es que ayuda a combatir los síntomas más molestos del embarazo, como dolores musculares, náuseas, piernas pesadas, retención de líquidos, etc. Esta actividad mejora la postura y ejercita el cuerpo en su conjunto.
  7. Experiencias: asistir a sesiones de yoga para embarazadas permite estar en contacto con otras mujeres en la misma situación. Así, es normal compartir experiencias, sentimientos, dudas, miedos, etc.
  8. Conexión con el bebé: hacer yoga durante la etapa de gestión ayuda en gran medida a reforzar la conexión entre la madre y el bebé. Hay algunas posturas que hacen que el bebé se sienta más.

Los beneficios del yoga en el embarazo son muchos y muy variados. Una actividad muy recomendable para mujeres que están esperando un bebé. A medida que se avanza en las sesiones, se nota un gran cambio, tanto a nivel físico como mental.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...