Beneficios de los suplementos de zinc durante el embarazo

Un nuevo estudio ha querido constatar los beneficios de los suplementos de zinc durante el embarazo, los resultados prueban que un suplemento de este mineral reduce las complicaciones durante el embarazo y posibles infecciones en los recién nacidos.

Suplementos de zinc

Un estudio desarrollado por el Instituto Superior de Salud Pública de la Universidad de Alejandría y el Ministerio de Salud de Egipto, concluye que los suplementos de zinc reducen las complicaciones del embarazo y las posibles infecciones en recién nacidos. Los expertos apuntan que actualmente, en el caso de Egipto y otros países del mundo, las mujeres embarazadas reciben suplementos de ácido fólico y hierro, pero se descuida el zinc. A la vista de los resultados obtenidos, creen que sería necesario que se incluyera en el programa de seguimiento de la gestación la recomendación de tomar suplementos de zinc.

El zinc es un mineral que se recibe a través de la alimentación, está presente en legumbres, carne y crustáceos, y está implicado en numerosas funciones del organismo, interviene en la formación de la proteína transportadora del retinol, regula la actividad enzimática, está implicado en el metabolismo de la vitamina A, etc. La deficiencia de zinc puede provocar una disminución de la capacidad de reacción del sistema inmunológico, alteraciones en la maduración sexual, cambios de comportamiento, pérdida del cabello… en definitiva, como otros elementos, tiene una gran importancia en el buen funcionamiento del organismo.

En la investigación se han constatado los beneficios de los suplementos de zinc durante el embarazo, los expertos realizaron un seguimiento a un grupo de 675 mujeres embarazadas con edades comprendidas entre los 20 y 45 años, que tenían un nivel de zinc en sangre muy bajo. Las mujeres se dividieron en tres grupos, al primero se le proporcionó una suplementación diaria de 30 mg de sulfato de zinc, el segundo grupo recibió la misma cantidad de sulfato de zinc combinado con un complejo multivitamínico (B1, B6, D3, C y E), el tercer grupo actuó como grupo de control, los investigadores le proporcionó un placebo de 270 mg de lactosa.

Posteriormente se realizó un seguimiento durante el embarazo y hasta una semana después del parto. Se analizaron problemas como la muerte fetal, el parto prematuro, principios de morbilidad neonatal e infecciones en las vías respiratorias de los bebés. Los resultados muestran que este tipo de problemas en los dos primeros grupos eran significativamente menores que en el grupo que estuvo tomando el placebo. Se constató que los grupos de mujeres embarazadas que tomaron la suplementación, tuvieron prácticamente los mismos efectos beneficiosos en cuanto a la reducción de complicaciones durante el segundo y tercer trimestre del embarazo.

Los investigadores comentan que el zinc es necesario para el buen desarrollo del embarazo, así como el desarrollo del feto y su correcto comportamiento neurológico e inmunológico. Se realizó el estudio con mujeres de Egipto dado que según otras investigaciones, alrededor de un 9% de la población de este país está en riesgo de no recibir la cantidad de zinc necesaria para el organismo, además, una encuesta nacional realizada hace unos años mostraba que hasta el 29% de los niños menores de cinco años tenían un nivel reducido de zinc en el organismo. Para los expertos es necesario asesorar a las mujeres embarazadas y especialmente a aquellas que tienen recursos económicos limitados para que consuman alimentos que les puedan proporcionar la cantidad necesaria de este mineral.

Pero claro, tampoco hay que abusar, es necesario no superar los valores recomendados, ya que un exceso de zinc reduce la cantidad de cobre que el organismo puede absorber, lo que podría derivar en una anemia o debilitamiento de los huesos. En el caso del Reino Unido, el sistema de salud recomienda no superar una suplementación diaria de zinc de 25 mg por día. Podéis conocer más detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica British Journal of Nutrition.

Foto | Emery Co Photo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...