Beneficios de la música durante el embarazo

La música tiene un efecto relajante

Cuando una mujer se queda embarazada desea lo mejor tanto para su salud como para la de su bebé. Pues bien, se han realizado numerosos estudios acerca de los numerosos beneficios que la música tiene durante el periodo de gestación. Hay determinadas melodías que tienen un gran efecto relajante en los bebés, lo cual es muy importante, sobre todo en el tercer trimestre de embarazo, y en las fechas próximas al parto.

Lo primero y más importante a destacar es que la relación entre el bebé y la música no comienza hasta la semana 20 de la gestación, es decir, más o menos, hacia la mitad del embarazo. Es entonces cuando el feto comienza a oír porque su sistema auditivo ha terminado de formarse. Por lo tanto, al contrario de lo que muchas mujeres creen, durante el primer trimestre la música no tiene efecto alguno en el bebé. Aún así, puede relajar a la madre, algo que también notará el bebé.

Lo que recomiendan todos los expertos es no poner la música sobre la tripa directamente, sino que debe estar en el ambiente. Por supuesto, el volumen no debe ser demasiado alto, sino como música ambiente. De lo contrario, puede afectar negativamente a la audición del futuro recién nacido. Además, diversas investigaciones han demostrado que el líquido amniótico es un excelente conductor del sonido, así que el bebé puede escuchar perfectamente cualquier sonido.

Uno de los grandes beneficios que tiene la música en el embarazo es que mejora notablemente el estado de ánimo de la gestante, generando endorfinas, las conocidas como «hormona de la felicidad«. El mejor momento para escuchar música es a última hora de la tarde, para así favorecer el descanso.

Una de las grandes dudas que comparten muchas mujeres embarazadas es cuál es la mejor música para poner a los bebés. Pues bien, sin lugar a dudas, la música clásica. Este tipo de melodías ayudan de manera notable al desarrollo y a la relajación. También se pueden elegir canciones infantiles, así como canciones pop, siempre y cuando sean suaves y melódicas.

Como puedes comprobar, los beneficios de la música en el embarazo son muy amplios, tanto para la madre como para el bebé. El futuro recién nacido es capaz de captar el estado de ánimo de su madre y «contagiarse» de su bienestar. Por lo tanto, a partir de la semana 20 es importante dedicar unos minutos al día a escuchar música clásica.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...