¿Bebé? ¡Piénsalo bien!

¿Bebé? ¡Piénsalo bien! es un programa cuya finalidad es reducir la tasa de embarazo adolescente, para ello nada mejor que entregar un bebé robótico a los jóvenes durante un fin de semana, viviendo la experiencia de ser padres y comprendiendo todas las responsabilidades que ello supone.

A través de este vídeo podemos conocer el programa ¿Bebé? ¡Piénsalo bien!, una iniciativa que pretende concienciar a los jóvenes de las responsabilidades que conlleva tener un bebé. Con ella se ha logrado reducir nada menos que un 40% la tasa de embarazos adolescentes en los colegios de Fontibón, una localidad de Bogotá.

A los adolescentes se les hace entrega de un bebé robot durante una semana para que puedan conocer de primera mano lo que supone tener a cargo un bebé, este robot está programado para actuar como los bebés de verdad, se despierta por la noche, hay que cambiarle los pañales, alimentarlo, mimarlo cuando llora sea porque requiere cariño, tiene frío o le duele la barriga, cambiarle la ropa, etc.

La iniciativa fue puesta en marcha por la alcaldía de la localidad como un plan de acción contra el elevado número de embarazos adolescentes, gracias a la experiencia que pasan los jóvenes, comprenden un poco mejor los cuidados que necesita un bebé y la gran responsabilidad que conlleva, y eso que hablamos de un bebé robótico que aunque cuenta con el software oportuno para reproducir las funcionalidades y necesidades de un bebé de verdad, le faltan otras muchas, pero los jóvenes ya se pueden hacer una idea de lo que supone tener un bebé.

Las actividades y tareas de los “padres adolescentes” son registradas por diferentes sensores integrados en el bebé robot. Según nos explican en el vídeo, los adolescentes tienen mucha ilusión y quieren recoger al bebé robótico para pasar con él el fin de semana, pero cuando lo entregan el lunes, los jóvenes ya no están tan ilusionados, llegan cansados, ojerosos y posiblemente un poco hartos del fin de semana que han pasado. Parece ser que después de la experiencia los jóvenes ya no tienen ganas de volver a repetirla, qué mejor que una experiencia de este tipo para que se conciencien y no sean padres antes de hora.

Antes de poner en marcha este programa, y según los datos oficiales, un 60% de los adolescentes no usaban anticonceptivos en sus relaciones sexuales, de ahí que el número de embarazos fuera elevado. Tener un bebé suponía además que el 92% de las jóvenes que habían sido madres, dejaran de estudiar truncando su futuro. Con los 30 bebés robots del programa ¿Bebé? ¡Piénsalo bien!, se ha conseguido en unos meses darle la vuelta a la situación.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...