Aumenta el consumo de marihuana entre las mujeres embarazadas en Estados Unidos

Tanto en Estados Unidos como en Canadá, el consumo de marihuana entre las mujeres embarazadas ha aumentado de forma significativa, esto preocupa a los expertos por los efectos negativos que la droga puede tener en los fetos en desarrollo.

Consumo de cannabis en las mujeres embarazadas

En Estados Unidos existe una gran preocupación por el aumento del consumo de marihuana entre las mujeres embarazadas, según los datos de algunas investigaciones, la tasa se ha incrementado en más del doble en el periodo comprendido entre el año 2002 y el año 2017. Se considera que la legislación sobre el consumo de cannabis es, en parte, responsable de este aumento, recordemos que cada vez en más estados del país se legaliza el consumo de marihuana con fines no terapéuticos.

El hecho de que se apruebe hace que algunas mujeres consideren que se trata de una droga segura, así lo considera la directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (National Institute on Drug Abuse) del país. Pero la realidad es que esta droga podría tener efectos negativos para los futuros bebés, algo de lo que ya se ha hablado en varias ocasiones, pero que parece no tener relevancia entre las mujeres embarazadas y así lo demuestran los datos de consumo.

En el estudio realizado por expertos del National Institute on Drug Abuse, se analizaron los datos de 467.100 mujeres de entre 12 y 44 años de edad que habían participado en la encuesta nacional sobre el uso de drogas y la salud. De los resultados se desprende que entre 2002 y 2017, el consumo de cannabis aumentó del 3,4% al 7,0% en las mujeres embarazadas, del mismo modo aumentó el consumo diario pasando del 0,9% al 3,4%. Los expertos hilan un poco más fino y comentan que el consumo de marihuana aumento del 1,8% a 5,3% en el primer trimestre del embarazo, en el segundo trimestre se incrementó del 0,6% al 2,5%.

Otro estudio realizado en Canadá ha encontrado que cuando las mujeres embarazadas consumían cannabis, sus bebés tenían más probabilidades de nacer prematuramente, con bajo peso, y ser ingresados en la unidad de cuidados neonatales. También se apunta que se incrementa el riesgo de desprendimiento de placenta, algo que puede afectar negativamente al bebé limitando la cantidad de oxígeno que debe recibir.

Sin duda, son varios los riegos a tener en cuenta pero, además, los problemas mencionados en los bebés, pueden derivar en otros en un futuro a corto y medio plazo, por lo que desaconsejan totalmente el consumo de cannabis durante la gestación. Lo investigadores comentan que muchas mujeres utilizan la droga durante el primer trimestre del embarazo como remedio contra las náuseas matutinas. Por todas estas razones, se solicita que los proveedores de esta droga hablen con las mujeres embarazadas y les informen que su consumo es contraproducente, claro, que la realidad es que esta tarea deben llevarla a cabo los organismos de salud e igualmente se debería introducir una modificación en la legislación que aprueba el cannabis.

Los investigadores del estudio canadiense especulan que, quizá, la cantidad de mujeres que consumen marihuana durante el embarazo no aumenta realmente, sino que se sienten más cómodas admitiendo que están consumiendo marihuana ahora que se ha legalizado y es aceptable socialmente. Si esto fuera cierto, sería una buena noticia, ya que aumentan las posibilidades de que las mujeres hablen de este tema con sus médicos, lo que permitirá que obtengan información real sobre las consecuencias del consumo de cannabis para los fetos.

Claro que, si el aumento es real, se trata de un problema preocupante, sobre todo porque no se sabe a ciencia cierta el alcance que puede tener el consumo de la droga para el feto, se han realizado pocas investigaciones. Siempre es preferible aplicar el principio de precaución y evitar cualquier sustancia de la que se sospeche que pueda afectar al desarrollo del futuro bebé. Podéis conocer todos los detalles de los estudios a través de este artículo publicado en la página del National Institute on Drug Abuse, y en este otro publicado en la revista científica JAMA Network.

Foto | Philip Steffan

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...