¿Puedes tener hijos si tienes diabetes?

Son muchos los mitos que existen sobre las mujeres diabéticas y sus posibilidades de concebir o llevar un embarazo normal. La mayoría de los temores son infundados, pues con los cuidados adecuados tener un hijo sano es posible si se padece la enfermedad.

puedo tener un hijo si tengo diabetes

Cuando la cantidad de azúcar (glucosa) en la sangre es elevada, se dice que se padece de diabetes. Esto ocurre porque el cuerpo no produce (o lo hace de forma deficiente) una hormona llamada insulina que regula los niveles de glucosa. Ante los riesgos de la enfermedad, muchas mujeres se preguntan si pueden tener hijos aunque sufran de diabetes. 

Lo primero que hay que saber, es que son múltiples las complicaciones que se generan a causa de la diabetes. Fallas renales, problemas del corazón, embolias, amputaciones,  infertilidad y embarazos interrumpidos se encuentran en la lista. Sin embargo, convertirse en madre de un bebé sano sí es posible. Lo principal es no estresarse y prevenir las contrariedades.

Diabetes y maternidad. Despejando las dudas

Cuando una mujer es diabética y no sigue un control médico y alimenticio adecuado, se presentan menstruaciones irregulares. Aunque la fertilidad se ve afectada, incluso en los hombres con diabetes, concebir no es imposible. Lo suyo es mantener un peso idóneo y recibir tratamiento farmacológico. Igualmente, el ejercicio físico es fundamental.

Estando ya embarazada, debe continuar con un ritmo de vida saludable para que la gestación se desarrolle sin percances. Hay casos en los que la paciente no posee diabetes pero la desarrolla durante la preñez. A este tipo se le denomina diabetes gestacional y suele desaparecer tras el alumbramiento. Realizarse exámenes es esencial para afrontar la patología.

Las afecciones que a menudo experimentan las madres diabéticas son infecciones urinarias, elevación de la presión, inflamación de las extremidades, eliminación de proteínas por la orina y hormigueo y/o entumecimiento de las manos. Muchas veces se dan casos de prematuridad del parto. Cuando no hay un seguimiento médico pueden ocurrir males peores. Se comprometen los riñones, ojos y sistema nervioso.

Qué debe hacer una madre diabética

Una mamá con diabetes debe planificar muy bien su embarazo. Antes de concebir debe someterse a un chequeo de salud completo. Saber los niveles de azúcar, comer balanceado, ejercitarse y bajar de peso si tiene kilos de más, es fundamental para poder procrear.

Una vez encinta, la mujer debe informar a sus allegados sobre su condición, para que puedan responder durante una emergencia. Llevar insulina, caramelos o jugos en el bolso es recomendable. Los cambios que sufre el organismo durante la gravidez pueden crear desequilibrios repentinos. Tener a mano el número del doctor es otra precaución a considerar.

En cuanto al parto, éste puede ser natural o por cesárea. Todo depende de los índices de glucosa. Si todo transcurrió con normalidad, lo más seguro es que el bebé nazca sano. Sin embargo, puede presentar ictericia o un desbalance en en los índices de azúcar en su sangre.

La mamá podrá amantar, pues la insulina no pasa a la leche. Pero debe tener cuidado si ingiere pastillas hipoglucémicas, dado que se transfieren al dar pecho. Lo imperioso es llevar un control estricto de la alimentación y hacer chequeos regulares.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...