Aseguran que trabajar excesivamente perjudica tanto como fumar durante el embarazo

Un nuevo estudio realizado en la Universidad de Essex ha dado nueva información que seguramente ha de causar polémica, ya que afirman que el trabajo en exceso durante el embarazo es practicamente tan peligroso como el hecho de fumar durante la gestación y que las mujeres embarazadas deberían tener esto en cuenta para no trabajar sobre todo durante los últimos meses ya que se incrementa el riesgo de tener bebés con bajo peso al nacer.

Los especialistas al parecer han demostrado que trabajar durante los últimos meses de embarazo que representan el tramo final, puede causar efectos sumamente negativos en la salud y el desarrollo del feto, consiguiendo como resultado que su pronóstico no sea normal y del todo favorable, según indican los investigadores de la  Universidad de Essex en Reino Unido, quienes han trabajado analizando las costumbres y rutinas de un grupo formado por más de 17.000 mujeres embarazadas y unos 1.300 niños.

Las participantes del estudio tenían estilos de vida que las llevaron a trabajar ya pasados los ocho meses de embarazo, y al dar a luz a sus bebés se pudo identificar que los niños tenían un peso mucho menor al momento del nacimiento, comparados a aquellas otras madres que habían decidido tomar una baja por maternidad entre los 6 y 8 meses de gestación para poder pasar más tranquilas sus últimos meses de embarazo. La diferencia entre el peso de los recién nacidos era de unos 250 gramos menos en el caso de las madres que trabajaron hasta último momento.

Al parecer los efectos que provoca el trabajo de la madre sobre su tramo final de embarazo son directamente tan perjudiciales como los que provoca el tabaquismo materno durante la gestación, ya que en ambos casos se ve directamente afectado el crecimiento del feto durante su formación y desarrollo dentro del útero. El riesgo de tener niños con muy bajo peso al nacer es que se evidencia que lleva un retraso en su maduración que luego puede verse reflejado en su desarrollo personal a lo largo de su crecimiento, durante la niñez e incluso la adolescencia, con todo tipo de dificultades.

Los especialistas indican que el mayor grupo de riesgo son las mujeres con más edad que deciden quedar embarazadas y mantener el mismo ritmo de trabajo durante todo el proceso. La controversia surge a raíz de que muchas mujeres realmente no pueden elegir entre trabajar o no hacerlo para cuidar su embarazo, ya que las necesidades de la familia la empujan a aprovechar el tiempo lo máximo posible de cara a un nuevo miembro de la familia que está por llegar.

Vía | Que
Foto |   harinaivoteza de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...