Asegura un parto feliz tomando ácido fólico

Si esperas un bebé o planeas quedar en estado, es importante que conozcas todo lo que la vitamina B9 puede hacer para llevar tu embarazo a feliz término. Entra y verás.

acido fólico embarazo

Una acción que cada mujer embarazada debe asumir para garantizar su salud y la de su bebé, es la ingesta apropiada de ácido fólico. Una dieta balanceada y rica en vitamina B9, como también se le llama, es esencial para el crecimiento adecuado del feto y la prevención de ciertas enfermedades.

Los médicos aconsejan su consumo a todas las mujeres en edad reproductiva, para asegurar que el tubo neural del embrión se forme correctamente. Y es que esta sustancia que se halla de forma natural en los alimentos y de manera sintética en decenas de suplementos, es requerida por el cuerpo para producir ADN, ejecutar la división celular y favorecer el desarrollo del sistema nervioso central del niño.

Incorporación en el menú

Una alimentación adecuada puede aportar un aproximado de 250 microgramos de ácido fólico por día. Aunque no es suficiente, es vital incorporar el máximo de productos que lo contengan en el menú cotidiano. Hacerlo es muy sencillo, pues la vitamina B9 se encuentra en frijoles, hígado de ternera, espinacas, vegetales de color verde, frutos secos, guisantes, espárragos, coles de Bruselas, garbanzo, productos farináceos enriquecidos, comestibles fortificados como cereales, harinas y pastas, cebada sin alcohol y juego de naranja natural.

Un factor a considerar, es que el organismo segrega los excesos a través de la orina, por lo que no es una sustancia acumulable. De allí la necesidad de asegurar una ingesta frecuente y reforzar con fármacos multivítaminicos y vitaminas prenatales, a fin de obtener los niveles requeridos para cada etapa.

Su administración es esencialmente importante en adolescentes y mujeres entre los 14 y 30 años (antes y durante el embarazo), pacientes celíacas o con enfermedad inflamatoria intestinal que, por su condición, vean comprometida la absorción de nutrientes, y personas con alcoholismo.

Dosis sugeridas

La dosis de ácido fólico sugerida por la Sociedad Española de Ginecología varía en cada caso. Por ejemplo, la cantidad aconsejada para mujeres en general es de 200 microgramos (mcg) al día, mientras que a las féminas que deseen adentrarse en la maternidad, se les receta entre 400 y 800 microgramos diarios. La misma posología aplica para las embarazadas, pero a las lactantes se les reserva una porción de 300 microgramo por día.

Secuelas por su déficit

Si descartas el ácido fólico de tu dieta, el bebé puede presentar defectos en el sistema nervioso central, como la conocida espina bífida. Esta malformación ocasiona una parálisis en la zona baja del cuerpo, y viene acompañada de un fuerte descontrol del intestino y la vejiga. Quienes la padecen ven afectada su columna vertebral, porque ésta no llega a cerrarse completamente. Cuando esto ocurre, las secuelas pueden ser a nivel cerebral o de la médula espinal.

Tomar ácido fólico, principalmente en los primeros tres meses de gestación, disminuye las probabilidades de desarrollo de esta afección en un 70%. Como si fuera poco, la vitamina B9 interfiere en la renovación celular, regula los valores de homocisteína (un aminoácido asociado a cardiopatías congénitas), reduce los riesgos de cáncer, evita los partos prematuros, mantiene alejada la depresión, mejora la función cognitiva y previene el derrame cerebral.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...