Aprende cómo vencer el miedo al parto

Si tienes miedo al parto, es algo normal pero puedo vencerlo con estos consejos

Así puedes perderle el miedo al parto

Muchas madres primerizas suelen sentirse inseguras de cómo quieren traer al mundo a sus hijos, pues es un escenario por lo general, atemorizante, especialmente cuando se acerca la fecha del parto. Sucede que los últimos días del embarazo, es normal sentir angustia y miedo al parto como cualquier situación nueva o desconocida. Es importante que la madre comparta lo que siente y se sienta apoyada, así podrá enfrentar su miedo al parto.

El miedo al parto es común

Es de suma importancia que la mujer haga valer su derecho de informarse sobre el procediendo, las ventajas y desventajas, tanto de un parto normal como de una cesárea, así podrá tomar una decisión consciente, que beneficie a su bebé y le haga sentir bien. Una buena idea es conocer el área de maternidad en la clínica o centro hospitalario donde será atendida, la sala de parto y el área de emergencias. Conocer al personal que le atenderá durante el parto también será útil, de este modo se sentirá más confiada y tranquila.

Preguntar al médico obstetra por todo aquello que te inquieta sobre el parto es muy útil, estar muy bien informada sobre todo lo relacionado al nacimiento de tu bebé, te hará sentir con menos ansiedad y no sentir tanto miedo al parto.

Cómo superar el miedo al parto

Realizar cursos de preparación al parto tiene muchos beneficios, pues ayuda a que la madre conozca su cuerpo, se conecte con su bebé, comprenda el proceso del embarazo, aprenda a respirar y a relajarse, evitando el miedo al parto.

Aprender técnicas de relajación es sumamente importante en todo este proceso, pues ayuda a canalizar los ataques de ansiedad que suelen producir las hormonas. Las emociones negativas a veces son frecuentes, por tanto, es bueno aprender masajes específicos para embarazadas, ya que les ayudará a lidiar con los malestares, el cansancio e hinchazón propios de la etapa de gestación.

Elige el pediatra o la pediatra que atenderá a tu bebé una vez nazca. Si es alguien de confianza, maravilloso, de lo contrario pide referencias, indaga un poco, conversa, infórmate y asegúrate de seguir tu instinto maternal, si no te sientes en confianza, sigue buscando, ya que es importante que te sientas tranquila de confiarle la salud de tu bebé.

Ten muy presente que los imprevistos pueden ocurrir, no te angusties si el bebé se adelanta o deben programarte una cesárea de último minuto, confía en que los doctores cuidarán de tu bebé. Por último, y no menos importante, recuerda descansar lo más que puedas, el aumento de progesterona te hará dormir más desde el primer mes, no intentes inhibirlo y cada que quieras y puedas, ¡hazlo!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...