Anemia durante el embarazo

Anemia durante el embarazo

La hemoglobina es el pigmento rojo de la sangre que transporta el oxígeno a los tejidos del cuerpo, cuando dicha hemoglobina desciende por debajo de un nivel adecuado la futura mamá se vuelve anémica.

La causa más común de ello es la deficiencia de hierro en el organismo, aunque también puede producirse por tener una cantidad inadecuada de ácido fólico, de ahí que sea recomendable que toda mujer que piense en quedar embarazada o que ya lo esté comience a tomar diariamente ácido fólico para evitar la anemia durante el embarazo.

Aun cuando se toma una cantidad normal de hierro y ácido fólico en la dieta se puede tener anemia durante el embarazo, ya que la sangre se diluye al aumentar el volumen y posteriormente el feto necesitará una proporción cada vez mayor de hierro y ácido fólico que por supuesto y como es natural irá tomando de la madre.

Los síntomas si la anemia es leve no se apreciarán, mientras que si la anemia durante el embarazo es pronunciada la mamá sentirá debilidad, cansancio, dificultad respiratoria, desmayos y palpitaciones.

La anemia  durante el embarazo hace que la mujer sea menos capaz de enfrentarse con una gran pérdida de sangre, como ocurre en la hemorragia posparto la cual es una pérdida excesiva desde el útero o vagina después del parto ya que los músculos uterinos dejan de contraerse lo suficientemente como para controlar la hemorragia producida por la separación de la placenta del útero. La anemia durante el parto también la expone más a la infección después del parto además de existir el riesgo de que el niño sufra falta de oxígeno en el útero y no tenga bastantes reservas de hierro para combatir la posible ictericia de las primeras semanas de vida.

Para prevenir la anemia durante el embarazo, hay que tomar comidas especialmente ricas en hierro, hígado, buey, pan integral, huevos y frutos secos, frutas cítricas y verduras frescas bien lavadas. La vitamina C que contienen ayuda a una absorción más sencilla del hierro además de que las verduras son una fuente de ácido fólico.

La anemia durante el embarazo se detecta mediante un análisis de sangre sencillo, aunque no se padezca se suele recetar tabletas de hierro y ácido fólico para completar la ingestión normal, aunque suelen provocar náuseas y estreñimiento.

Foto | Aristocrats-hat

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...