Alimentos bajos en grasa durante el embarazo

Dieta en el embarazo

Cuidar la línea dentro de lo que cabe, intentar engordar lo menos posible durante el embarazo, preocuparse en definitiva por mantener una imagen similar a la de antes de la gestación, éstas son preocupaciones de algunas madres que procuran comer alimentos bajos en grasa durante el embarazo. Un estudio desarrollado por la Escuela de Salud Pública de Harvard (HSPH) concluye que esta práctica y concretamente con los yogures con contenido reducido en grasas, podría incrementar el riesgo de que el futuro bebé desarrolle rinitis alérgica o asma.

El estudio tenía como objetivo determinar si los ácidos grasos que se encuentran en la leche y los productos lácteos podían proteger y realizar una prevención para que los bebés no desarrollen estos problemas y otras enfermedades de carácter alérgico. Para ello se realizó un análisis de los productos lácteos que tomaron las madres sujetas al estudio durante la gestación, posteriormente también se realizó un seguimiento a los bebés para conocer el número de casos en los que se desarrollaba rinitis o asma infantil. Los resultados mostraron que la leche no tenía relación, pero la ingesta de yogures bajos en grasa durante las semanas del embarazo incrementaba los riesgos.

Comer yogures light incrementaba en 1’6 veces las probabilidades de que los pequeños sufrieran una de las enfermedades mencionadas a la edad de 7 años, en comparación con las madres que consumían yogures enteros. Los investigadores sugieren que determinados componentes no grasos de los yogures pueden jugar un papel fundamental en el incremento del riesgo. Se trata del primer estudio que se desarrolla buscando la relación del consumo de este tipo de yogures con las enfermedades de los futuros bebés, se barajan varias hipótesis por lo que los expertos indican que será necesario realizar nuevos estudios trabajando en otras líneas de investigación, como el tipo de dieta y hábitos alimentarios, seguimiento del consumo de determinados alimentos con y sin grasa, etc.

Los extremos son perjudiciales, un término medio es lo más adecuado, por lo que una dieta saludable con una proporción adecuada de nutrientes, como por ejemplo la que ofrece la dieta mediterránea, sería la mejor alimentación para garantizar que los futuros bebés se puedan desarrollar adecuadamente contando con todos los elementos para ello y por tanto, reducir el riesgo de sufrir determinadas enfermedades y alergias.

Como vemos, el estudio descarta la leche desnatada o baja en grasa, pero apunta a los yogures bajos en grasa como alimento que incrementa el riesgo. Quizá se puedan añadir otros alimentos bajos en grasa que propicien que los bebés puedan sufrir asma o rinitis, por ello, un buen consejo es olvidarse de consumir únicamente alimentos bajos en grasa durante el embarazo pensando en la imagen, es más importante garantizar la salud del bebé, ya habrá tiempo de volver a disfrutar de estos productos. Pero lo mejor es consultar a los especialistas médicos para que nos recomienden la dieta más adecuada a seguir según las condiciones físicas de cada mujer.

Puedes conocer más detalles de la noticia publicada en Eureka Alert, a través de ABC News.

Foto | Kitt Walker

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...