Adiós nicotina en el período de gestación y lactancia

Conoce por qué es importante evitar el uso del cigarrillo y el tabaco durante el embarazo y la etapa de lactancia materna.

Adiós nicotina en el período de gestación y lactancia

A veces el embarazo resulta una sorpresa para la madre. Una vez conocida esta noticia es necesario asumir hábitos de alimentación y vida saludable. Con ellos, es posible disminuir el riesgo de que algo pueda afectar la salud de ambos, en el proceso de gestación.

Bajo ningún concepto los vicios relacionados con el alcohol, la nicotina o las drogas deben mantenerse. Es importante evitar que estas sustancias dañinas se transmitan a nuestro organismo y al del bebé. Especialmente, la nicotina, es capaz de generar graves afecciones.  

Entre las consecuencias más notorias están el riesgo de aborto, las malformaciones congénitas, trastornos cardiacos, hipertensión y desprendimiento de la placenta. Por eso es tan importante abstenerse de fumar durante los nueve meses en los que se desarrolla el embarazo.

Riesgo del consumo de nicotina en la lactancia

En el caso específico del cigarrillo y el tabaco, según estudios científicos de la Universidad de Dartmouth, es necesario evitarlos durante el período de lactancia porque puede aumentar las posibilidades de que el bebé padezca del síndrome de muerte súbita del lactante.

Enfermedad que produce la muerte repentina e inesperada del bebé, normalmente de los que rondan entre el 1er y 12vo mes. Ocurre mientras se encuentra dormido y también denominada muerte en cuna.

Muchas investigaciones se han realizado al respecto y aún no se cuenta con un panorama claro con respecto a este síndrome. Pero a pesar de ello, los científicos han demostrado que una de sus potenciales causas es la exposición del bebé a la nicotina, cuando la madre consume cigarrillos.

Consecuencias para toda la vida

Esto termina afectando todo el sistema nervioso del recién nacido. En especial, sus funciones cardiorrespiratorias que lo mantienen vivo en situaciones donde cuentan con poco oxígeno.   

Pero las consecuencias trascienden. La vida de un niño cuya madre consume nicotina corre el riesgo de sufrir enfermedades respiratorias o insuficiencia en sus pulmones.  A fin de cuentas, el síndrome de muerte en la cuna no es el único posible daño.

Cabe destacar, que el uso de parches y e-cigarrillos para hacer más llevadera este difícil proceso de abstención, también pueden ser perjudiciales pues siguen introduciendo la sustancia dañina al cuerpo, pero en menor cantidad.

Preservar la vida del bebé y la madre solo es posible tomando consciencia de cuáles son los factores negativos. Después de todo, en el periodo de 9 meses se gesta una nueva vida que merece lo mejor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...