5 consejos para prepararse para el parto

Descubre cómo debes prepararte para el parto, reduciendo el dolor y las molestias

Desde que comienza la gestación, y especialmente a partir del inicio del tercer trimestre, pensamos en el momento del parto. Aunque el nacimiento de nuestro hijo en muchos casos nos provoca ansiedad y preocupación, lo más importante es que estemos lo más tranquilas posible. Debemos mostrarnos serenas y prepararnos para el gran momento.

Hay una serie de consejos que merece la pena tener en consideración para prepararnos para el parto. Son pautas muy sencillas pero que resultan de gran ayuda para que el nacimiento de nuestro bebé sea un momento único.

¿Cómo prepararnos para el parto?

  1. Clases de preparación al parto: este tipo de sesiones son muy recomendables para prepararnos tanto a nivel físico como mental para el parto. Además de ejercicios de respiración muy útiles para controlar el dolor, son de gran ayuda para tener toda la información tanto sobre el nacimiento como la posterior lactancia y crianza.
  2. Tipo de parto: por supuesto, debemos tener muy claro qué tipo de parto deseamos. Uno de los principales factores a valorar es el del manejo del dolor y la epidural. Claro que debemos ser conscientes de que a veces las cosas no marchan según lo planeado, por lo que tenemos que ser flexibles y estar dispuestas a aceptar cambios.
  3. Ejercicios: los ejercicios de Kegel son 100% aconsejables para fortalecer y tonificar los músculos de la pelvis. Estos ejercicios ayudan a prevenir diversos síntomas propios del último trimestre de gestación, como hemorroides o incontinencia urinaria. Además, ayudan a abrir el canal del parto en el momento del nacimiento.
  4. Bolsa del hospital: una vez entramos en el séptimo mes de gestación, debemos tener la bolsa del hospital preparada. Así evitamos que se nos olviden cosas importantes por las prisas. Los productos básicos que debemos llevar en esta bolsa son: productos de higiene, ropa de talla grande, albornoz o bata, zapatillas, libros y/o revistas, cargador del teléfono móvil y documentación. Además, debemos preparar otra bolsa con todas las cosas para el bebé.
  5. Controlar el dolor: uno de los principales miedos ante el momento del parto tiene que ver con el dolor. Además de la medicación y la anestesia epidural, hay algunas técnicas muy efectivas para relajarnos y manejar las molestias: cambiar de postura, caminar, balancearnos, sentarnos sobre un balón de parto, etc. La meditación y el baño caliente también son útiles para hacer frente a las contracciones.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...