32ª semana del embarazo

Embarazo paso a paso

Empieza la 32ª semana del embarazo, el bebé pesa unos 1.700 gramos y su tamaño se establece en unos 42 centímetros. El organismo del feto mantiene una intensa actividad a fin de estar preparado para el momento del nacimiento, se mantiene el desarrollo pulmonar y apenas quedan cinco semanas para que se concluya, los huesos se han formado perfectamente pero siguen siendo muy flexibles.

En la treinta y dos semana del embarazo los sentidos en el feto están muy desarrollados, le permiten aprender sobre su entorno y se inician procesos como el desarrollo mental, algunos investigadores creen que la memoria o el pensamiento, se encuentran presentes en el feto. El futuro bebé duerme la mayor parte del tiempo compaginando con momentos de máxima actividad, durante su sueño puede experimentar la fase REM (Movimientos Rápidos de los Ojos), hecho asociado a los sueños que tiene el feto.

El lanugo, pelo fino y aterciopelado que cubre la piel del feto, empieza a caerse y su caída se prolongará hasta la 40ª semana del embarazo. Se destacan las uñas, su crecimiento se inició varias semanas atrás y en esta semana ya han alcanzado las puntas de los dedos, es por eso que al poco tiempo de nacer, será necesario cortar las uñas del bebé. En la treintaidosava semana del embarazo se aprecia un cambio de color en el líquido amniótico, ya no es tan transparente, algo lógico teniendo en cuenta que en él se encuentran secreciones de grasa corporal y el líquido está formado mayoritariamente por orina fetal.

A partir de esta semana las futuras mamás con riesgo de preeclampsia pueden sufrir distintos cambios en la tensión arterial y la pérdida proteínica a través de la orina, complicaciones que ponen en riesgo la vida de la madre y del futuro bebé. La preeclampsia puede provocar dolores bajo las costillas, vértigo, irritabilidad, vómitos, etc. Son síntomas que, de sentirlos, precisan de una rápida visita al ginecólogo. Si se produjera un parto prematuro, las posibilidades de supervivencia son muy altas, aunque el bebé necesitará la ayuda de la terapia intensiva neonatal.

Ahora apenas quedan dos meses para que finalice la gestación, a estas alturas la futura mamá se siente muy pesada, el tamaño de su barriga apenas le permite verse los pies, el cansancio y la fatiga se incrementan a medida que avanzan las semanas del embarazo. El peso de madre e hijo se aumentan significativamente, la presión del útero sobre los órganos y sistemas de la madre provocan mayor dificultad al respirar, digestiones complicadas, pérdidas de orina debido a la presión en la vejiga, dolores de espalda, etc., son molestias normales que se deberán soportar unas semanas más.

Los controles prenatales deben ser meticulosos, la futura mamá debe explicar al especialista cualquier síntoma nuevo o extraño que pueda apreciar, si el bebé se mueve menos, si se tienen pérdidas de sangre, cómo es el flujo vaginal, cualquier indicio puede servir de pista al especialista para saber si el embarazo se desarrolla adecuadamente o puede existir algún tipo de complicación.

Foto | Schwangerschaft

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...