27ª semana del embarazo

Embarazo semana a semana

Abordas la 27ª semana del embarazo, si todo se desarrolla según lo previsto, quedarán 13 para el nacimiento del bebé, aunque el embarazo podría tener una duración de 41 o 42 semanas si no se activarán los mecanismos que provocan el parto, aunque de ello ya hablaremos en su momento. El feto mide ahora 37 centímetros de longitud y su peso se establece en unos 875 gramos.

En la veintisiete semana del embarazo los pulmones continúan desarrollándose y preparándose para el momento de realizar la primera toma de aire, aunque los alvéolos pulmonares y la capa surfactante que comenzaron a apreciarse en la 23ª semana del embarazo son elementos ya formados, los pulmones todavía deben madurar mucho más. Se inicia un movimiento similar al de la respiración realizado por los músculos pectorales, los pulmones y el diafragma.

Lo mismo ocurre con el hígado, el sistema digestivo o el sistema inmunológico, la maduración y la especialización de cada órgano o sistema serán los aspectos más destacables en sucesivas semanas del embarazo. Ahora se pueden escuchar los latidos del futuro bebé, bastará con acercar el oído al abdomen para ello, aunque dependerá de la posición fetal el poder apreciar en mayor o menor grado los latidos del feto, esto es algo que podrá realizar el futuro papá.

En la veintisieteava semana del embarazo puede comenzar la caída del lanugo, algo que será progresivo y que terminará desapareciendo antes de alcanzar la 40ª semana del embarazo, a medida que el organismo del bebé vaya madurando. La calma y tranquilidad de la futura mamá es un condicionante para que el feto se desarrolle adecuadamente, recordemos que los sentidos en el feto ya están activos y que puede percibir el mundo que le rodea, el estado de ánimo de la madre, los nervios, el estrés… pueden afectar al futuro bebé. Recomendamos leer el post embarazo y estrés, en él, un estudio nos ponía al descubierto la relación que existe y los riesgos derivados.

La denominada línea alba, una línea de color marrón que separa en dos el abdomen, es muy visible, esta línea presenta este color por la concentración de melanina en la zona. La línea alba se inicia bajo el ombligo y recorre de forma descendente el abdomen hasta llegar casi al pubis, aunque dependerá del organismo de cada madre su longitud. La línea alba no aparece en todos los embarazos y no representa problema alguno.

Los pechos en el embarazo continúan aumentando de tamaño y preparándose para la producción de leche materna, además aparecen visibles venas que acceden a las mamas. Durante el embarazo las mamas experimentan además una pigmentación en la piel de la aureola y el pezón, también aparecen una especie de pequeños granos en el borde de la aureola denominados tubérculos de Morgagni y que están asociados al desarrollo de las glándulas sebáceas, responsables de sintetizar el sebo, sustancia que lubrica y protege la piel de la zona. Cuando se inicie la lactancia materna, es posible que las venas sean todavía más visibles, ya que la circulación sanguínea interviene en la producción de leche.

En la 27ª semana del embarazo los cambios de humor u otras alteraciones psíquicas vuelven a adquirir protagonismo como consecuencia de la actividad de las hormonas, aparecen sensaciones y pensamientos que mezclan alegría, temor, angustia, nerviosismo, ansiedad…, son reacciones normales, tranquilizarse y contar con el apoyo familiar será de gran ayuda, todo marcha según lo previsto y no hay nada que temer. El segundo trimestre del embarazo está a punto de concluir y pronto dará comienzo la última etapa de la gestación.

Foto | GraceFamily

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...