19ª semana del embarazo

Embarazo por semanas

En la 19ª semana del embarazo la actividad celular cerebral se intensifica, el aumento de la producción de neuronas en la décima semana del embarazo y cifrada en unas 250.000 neuronas por minuto, ha permitido que al cabo de nueve semanas, el cerebro del bebé sea muy similar al de los adultos. Los huesos (todavía cartílagos) continúan endureciéndose y los músculos desarrollándose, de ahí que los movimientos fetales sean más evidentes y puedan ser percibidos fácilmente por la futura mamá.

Los alvéolos dentarios (divisiones donde están insertados los dientes) contienen en su interior los dientes de leche y detrás de ellos se están formando las denominadas yemas de los dientes permanentes. Los riñones del bebé se han especializado y la producción de orina es mucho mayor, esta contribuye a mantener el nivel del líquido amniótico. En la decimonovena semana del embarazo, los sentidos del feto se han desarrollado un poco más, es mucho más sensible a la luz gracias a la continua formación de los ojos y su oído es mucho más agudo.

Muchos de los sonidos que comenzó a escuchar en la decimoctava semana del embarazo ya no le sobresaltan, se ha acostumbrado al sonido del corazón materno o al sonido de la circulación sanguínea del cordón umbilical, no tardará mucho en empezar a familiarizarse con otros sonidos como las dulces palabras que le proferirán sus padres y retenerlos en su memoria. El sistema digestivo del feto continúa desarrollándose y ya contiene meconio en su interior, recordemos que su formación se inició en la decimocuarta semana del embarazo.

En la 19ª semana del embarazo el feto mide unos 22 centímetros y su peso alcanza aproximadamente los 220-240 gramos, aunque como ya hemos dicho en otras ocasiones, todo dependerá del ritmo de desarrollo de cada organismo pudiendo ser menos peso y tamaño y ser algo normal. En el periodo comprendido entre la decimoctava semana del embarazo y la veinteava semana del embarazo se realiza la segunda ecografía, con esta prueba los especialistas podrán apreciar mejor la morfología del futuro bebé, sus movimientos de deglución y en general la estructura y la biometría fetal.

La actividad hormonal y celular es incesante en cada una de las semanas del embarazo, poco a poco se acerca el esperado momento del parto, pero todavía queda mucho por hacer. En la decimonovena semana del embarazo pueden aparecer diversas molestias como por ejemplo las palpitaciones, algo que puede relacionarse con el padecimiento de anemia y con el gravamen de un mayor volumen de sangre y circulación más larga. Recomendamos leer el post sobre el hierro, mineral utilizado en la prevención de la anemia.

Precisamente por las complicaciones que surgen en la circulación sanguínea, es posible que aparezcan varices en el embarazo, recordemos que las varices son dilataciones venosas que aparecen mayoritariamente en los miembros inferiores al no poder retornar la sangre al corazón. Para prevenir las varices es fundamental controlar el peso, recuerda que el aumento de peso en el embarazo se establece entre 9 y 15 kilos, superar el límite aumenta el riesgo de la aparición de varices.

La posibilidad de que aparezcan manchas en la piel se incrementa, es algo normal teniendo en cuenta la actividad de los estrógenos, estas manchas son temporales y no encierran complicación alguna. También se producen cambios en el flujo vaginal, en cantidad y color, siendo más espeso y amarillento de lo habitual, esto es también debido al aumento del flujo sanguíneo en la zona vaginal, provocando que los labios se muestren más abultados. Las molestias y pequeñas complicaciones se superan con facilidad gracias a la vida que se está gestando en el interior, te encuentras prácticamente en el meridiano del embarazo y pronto comenzará la cuenta atrás.

Foto | M. Lubinski

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...