16ª semana del embarazo

Embarazo mes a mes

Son muchos los cambios que se aprecian en la 16ª semana del embarazo, el peso del feto ha aumentado considerablemente pasando de los 45-50 gramos de la decimoquinta semana del embarazo a los actuales 80-100 gramos. Su tamaño en cambio no ha variado tan notablemente, este se establece en una media de unos 15 centímetros, aunque como hemos dicho en otras ocasiones, el ritmo de desarrollo varía dependiendo de cada feto.

El desarrollo anatómico es notable, las extremidades son mucho más largas y definidas, se aprecian claramente articulaciones como las rodillas, las muñecas, los codos, etc., poco a poco se alcanza la proporcionalidad entre la cabeza y las extremidades. El organismo es mucho más funcional, el feto abre y cierra las manos, mueve las piernas e incluso empiezan las expresiones faciales, arrugar la cara o fruncir el entrecejo. En la décimo sexta del embarazo la futura mamá podrá empezar a sentir como su futuro bebé se mueve en su interior, sus movimientos logran traspasar la pared uterina.

El cuello del feto ha tomado forma y su funcionalidad se traduce en numerosos movimientos de la cabeza. Es posible que en las palmas de las manos y en los dedos empiecen a formarse los pliegues epidérmicos, signo exclusivo de cada individuo, las huellas dactilares. También se iniciará la hematopoyesis medular, proceso en el que se forma, se desarrolla y maduran diferentes elementos que forman la sangre del feto, plaquetas, leucocitos, etc. Los ojos empiezan a ser sensibles a la tenue luz que logra traspasar todas las barreras orgánicas, las semanas del embarazo avanzan, pero queda mucho todavía hasta que llegue el ansiado día en el que puedas conocer a tu bebé.

En la 16ª semana del embarazo el cerebro del futuro bebé va asumiendo el control de las extremidades y por tanto aumenta la capacidad sensitiva, si se empuja el abdomen de la madre, el feto puede sentirlo y estremecerse. Se está desarrollando la propiocepción, sentido que se encarga de informar al organismo de las posiciones en las que se encuentran los músculos. Es posible que también empiece a desarrollarse el reflejo de prensión, reflejo que se considera un vestigio del pasado y con el que nuestros ancestros se aferraban al pelo del cuerpo de sus madres.

Durante estas semanas has podido conocer cuándo se han desarrollado algunos de los reflejos del recién nacido, el reflejo de succión, el reflejo patelar… reflejos primarios que permitirán al futuro bebé afrontar el mundo que le rodeará tras el nacimiento.

La futura mamá siente como su útero crece, el embarazo ya se aprecia claramente. Muchas de las molestias asociadas al primer trimestre del embarazo se han minimizado, la actividad hormonal se hace sentir un poco menos y se vive una etapa de tranquilidad y bienestar que volverá a ser modificada en sucesivas semanas, junto a los cambios del bebé que se desarrolla en el interior. De esta semana lo más destacado es la percepción de los movimientos fetales y la alegría que ello reporta a los futuros papás.

Foto | MBaylor

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...