¿Qué es el test de Harris?

El test de Harris es una prueba que permite conocer si un niño será zurdo o diestro, para ello se realizan una serie de acciones con las manos, los pies, los ojos y los oídos, acciones simples que delatan la preferencia por el lado izquierdo o el lado derecho. Tras analizar los resultados se determina la dominancia lateral.

Lateralidad

En el post en el que explicábamos cuándo se sabe que un niño es zurdo hablábamos del test de Harris, una prueba que se realiza para determinar la lateralidad, es decir, saber si un niño será zurdo o diestro. Con el test se evalúa la predilección que tiene un niño para utilizar con mayor frecuencia el lado derecho o el lado izquierdo, pero también se evalúan otras cuestiones, como los desórdenes del habla, problemas de lectoescritura y ortografía, etc.

El test permite conocer el tipo de desarrollo psicomotriz, si existe lateralidad parcial o total y evaluar el desarrollo cognitivo en cuanto a la comprensión de las pruebas que se han de superar. El niño debe realizar una serie de acciones imaginarias o reales, la primera es para determinar la dominancia de las manos, lanzar un balón con la mano, abrir una puerta, sonarse la nariz, sacar punta al lápiz con una maquinilla y otras acciones cotidianas que se suelen hacer con las manos.

Una vez concluida esta primera prueba, se pasa a una segunda en la que se analizan acciones que se hacen con las piernas para determinar la dominancia de los miembros inferiores, también de forma imaginaria o real, saltar y pararse colocándose a la pata coja, chutar una pelota, girar sobre un solo pie, mover el balón de un pie a otro, correr y conducir el balón con un pie, saltar de forma continua a la pata coja, etc.

En una tercera prueba se determina el dominio de los ojos, es decir, determinar qué ojo predomina sobre el otro, para ello se realizan tres acciones simples, mirar un telescopio, mirar un calidoscopio,y hacer un agujero en una lámina de cartón y mirar a través de él. Con ello se podrá constatar qué ojo es el que domina. Como se puede comprobar, este test evalúa la lateralidad no sólo a nivel motor.

Por último, se evalúa la dominancia de los oídos, como en el caso de los ojos, se intenta determinar qué oído predomina sobre el otro en las acciones solicitadas. En esta prueba el niño deberá actuar como si quisiera contestar al teléfono, escuchar lo que se dice detrás de una pared, y otras acciones que impliquen el uso de los oídos.

A partir de los resultados obtenidos se realiza un análisis de la lateralidad y la eficiencia manual, con el análisis se determinará la dominancia lateral, es decir, el uso del lado izquierdo o derecho que se utiliza con mayor destreza. Hay que destacar que no es hasta los 5 años cuando se establece definitivamente el uso preferente de uno de los lados, hasta entonces es posible que el niño alterne el uso de ambas manos y pies de forma indistinta.

Foto | champusuicida

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...