Es importante que los padres respondan al balbuceo del bebé

Los expertos comentan que es importante que los padres respondan al balbuceo del bebé, se trata de una interacción que estimula la adquisición del lenguaje, los bebés aprenden curvas de entonación, ritmo y tono de voz, e intentan imitar los sonidos que escuchan. Hablar al bebé desde el primer momento facilitará la rapidez en las etapas del desarrollo del lenguaje.

Etapas del lenguaje_balbuceo

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, la adquisición del lenguaje en los bebés se divide en varias etapas, el balbuceo es una de ellas, siendo la reacción que tienen los pequeños ante voces y caras conocidas, sonidos con los que están familiarizados, etc. El balbuceo es un conjunto de sonidos que, aunque se parecen a los sonidos del lenguaje, no tienen significado o sentido para quienes los escuchan, aunque sí para los bebés.

Los expertos comentan que es importante que los padres respondan al balbuceo del bebé, ya que se trata de una etapa de la comunicación pre-lingüística que contribuirá a sentar las bases de la comunicación lingüística y de la interacción. Para los padres, el balbuceo es el intento del bebé de comunicarse, son sonidos que se parecen a algunas palabras, de ahí que se crea entender que el pequeño intenta decir “papá” o “mamá”, aunque en realidad quizá no se trate de esas dos palabras.

Las primeras vocalizaciones realizadas a través del balbuceo son articulaciones profundas de la cavidad bucal imposibles de analizar, la razón es que la oposición consonante/vocal no puede ser discriminada por ser combinaciones simultáneas de ambas. Pero no importa si no se entiende, la respuesta sí lo es. Cuando los bebés empiezan a emitir sonidos no son conscientes de que son ellos quienes los emiten, se trata de una respuesta a las muestras afectivas que reciben, siendo también un signo inequívoco de que se encuentran satisfechos y tranquilos. Por cierto, merece la pena recordar que los bebés realizan el primer gesto comunicativo señalando y a la vez balbucean.

A medida que crece la interacción entre los bebés y sus padres como si se tratase de una conversación, se pasa al siguiente nivel en la etapa del desarrollo, el balbuceo es constante y tiene control auditivo, aparecen las curvas de entonación, entonación y ritmos que varían imitando sonidos. Por ello es muy importante interactuar con los bebés cuando empiezan a balbucear, todos los sonidos que escuchan como los que realizan, favorecen la estimulación y aceleran la llegada de la fase de la ecolalia, una etapa en la que se puede diferenciar entre expresiones vocales y verbales.

Los pequeños se sienten estimulados y experimentan más esas vocalizaciones que los padres suelen repetirles, como lo más habitual es “papá” y “mamá”, los bebés empezarán a repetir las sílabas que forman estas palabras y otras palabras que se repitan frecuentemente. Poco a poco los balbuceos se convierten en sonidos claramente identificables, dando lugar a la siguiente etapa, el lenguaje. Es recomendable hablar mucho a los bebés, pero siempre en un tono suave, afable y cariñoso, ya que varios estudios han demostrado que el número de palabras que escuchan condiciona la rapidez con la que aprenderán a hablar y la cantidad de palabras que utilizarán.

Desde el primer momento, los padres deben hablar diariamente a los bebés, estas palabras que profieran deben acompañarse con juegos visuales, táctiles y auditivos, algo que multiplica la estimulación y la rapidez en la adquisición del lenguaje. Cuando los bebés cumplen el primer año, se desencadena un profundo desarrollo fonológico dando lugar a la aparición de diferentes palabras, aunque en la mayor parte son onomatopéyicas, los pequeños designan a los objetos por los ruidos. Pero hay que decir que pasa poco tiempo desde esta etapa hasta la siguiente en la que empiezan a decir las primeras palabras.

Foto | Ashley Webb

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...